La mañana de la tarde

Imagen encontrada en la web…

Anuncios

Consecuencias

Es conocida la historia de Robert Oppenheimer, considerado por muchos como el “padre de la bomba atómica”. Durante las etapas de fabricación y testeo del producto, fue un ferviente defensor del mortífero sistema, hasta el momento en que ocurrieron los ataques sobre Hiroshima y Nagasaki. Luego de los mismos, pasó por una gran depresión al ver las desvastadoras consecuencias de lo que ayudó a crear, convirtiéndose en un ferviente defensor de los usos no bélicos de la energía atómica.

Toda esta introducción histórica viene a colación porque vi en el cine que se estrena (ya se estrenó, en realidad) una nueva entrega de la saga de “Jackass”, el programejo de MTV donde los conductores hacen todo tipo de pruebas creyendo que son graciosos al golpearse de las más diversas formas.

La nueva entrega es con el sistema 3-D, nuevamente en boga en las salas de cine. Y, viendo hasta dónde llegó la tecnología 3D, si yo fuera uno de los impulsores de la misma, comprendería perfectamente cómo se sintió Oppenheimer.

Miedo

Es increíble como siempre algunos sectores conservadores siguen buscando nuevos cucos a quienes acusar de todos los malos. O, a veces, reeditar los clásicos chivos expiatorios…

En una parte del film “Bowling for Columbine”, se muestra cómo algunos acusan al músico Marilyn Manson de los sucesos sobre los que se centra la película. Posteriormente, el antedicho hace algunas declaraciones inteligentes, defendiénsose de las acusaciones de haber incitado los tiroteos, por el sólo hecho de que los dos chicos que los perpretaban, eran fanáticos de su música.

Sin embargo, todo vuelve, todo se recicla.
El grupo evangélico conservador IEVS ha mandado un regreso al pasado en uno de sus clásicos boletines, donde en un posteo en el que habla de cómo probar la existencia de fuerzas malignas dice:

El 100% de las masacres estudiantiles fueron perpetradas por personas que escuchaban Marilyn Mason, una banda de rock satánico, que además de descuartizar animales pequeños y rociar a los espectadores con la sangre, incita a “consagrarse” a Satanás y suicidarse (tuvieron un juicio de varios padres cuyos hijos se suicidaron escuchando sus canciones).

A las clásicas acusaciones de siempre, ahora les suman las del ataque de animalitos y la lluvia de sangre y la consagración a Satanás.Aunque sea, al menos posteen un link a Youtube que muestre mínimamente alguna de las cosas acusatorias que difaman en su paginilla.
El Reverendo Marilyn Manson no será mi músico preferido, pero está lejos de ser la causa de todos los males de la juventud.

Además, esas acusaciones son taaaaaaaaaaan años ’90…