Pritty, sierras y sol

Tercer día en Villa Carlos Paz. Y uno que no puede resistir la tentación y escribe en un post. Aprovechando que mi Srta. Novia está usando una PC en un cyberlocutorio por motivos laborales, me apersoné en la máquina de al lado para postear algo.

A diferencia de la anterior vez que vinimos (con el Campeón de Bragado, su mujer y Sheila), esta vez estamos teniendo mucho sol. La anterior vez, hubo varios días nublados, semi nublados o lluviosos (salvo el día que nos fuimos de paseo a Cosquín, donde nos calcinamos al punto de que nos tomamos una Nativa – la horrible gaseosa con supuesto gusto a yerba mate que lanzó la empresa Coca Cola hace un par de años-). Este verano, el tiempo está de nuestro lado y ayer estuvimos paseando bajo el sol. El sábado por su parte, disfrutamos de la consabida excursión en catamarán. La anterior vez también la hicimos el primer día. Debe ser algo así como una obligación. Las autoridades cordobesas van a plantear que todo el que arribe a la ciudad firme una planilla en donde se comprometa el turista a hacer el paseo al lago en el primer día. También vimos un pedazo de cucú. Esto debido a que hicimos una caminata bajo el caliente sol para poder verlo. Quisimos esperar la hora en punto, pero el reloj del famoso aparato estaba un par de minutos adelantado, por lo cual nos sorprendió sentados en un banco.

Ayer fuimos a disfrutar de las instalaciones piletianas ubicadas en el complejo Montaña Mágica. Con tobogán de agua y todo. Luego, el consabido paseo por la anteriormente nombrada Montaña Mágica. Para quien no lo conozca, es un paseo en caida libre, donde uno va sentado en un carrito símil montaña rusa, recorriendo una sierra y mirando el hermoso paisaje.

Hoy y mañana, nos esperan balnearios al lado del río.

Seguiremos informando.

Anuncios

Oldboy

Ríete… y el mundo reirá contigo. Llora, y llorarás solo.

Ayer ví esta impresionante película del coreano Chan-wook Park, segunda parte de lo que el llama su “trilogía de la venganza”, si bien no es necesario seguir su orden ya que pueden verse por separado.

La historia es la siguiente: Dae Su-Oh es secuestrado y mantenido prisionero en una habitación por 15 años. Nunca recibe una explicación. Finalmente es liberado y comienza su búsqueda de los responsables, dirigida por su deseo de venganza. Poco a poco, los secretos relacionados con su encierro irán descubriéndose.

Es una película de la que no se puede decir mucho. Hay que verla para comprenderla cabalmente. Solo les puedo decir que los secretos a develarse serán inesperados.

Dos grandes cosas que se pueden ir diciendo. Por un lado, la gran actuación de Min-sik Choi en el papel principal. Un personaje que ofrece una gran variedad de matices a su personalidad, en el cual podemos observar sus cambios mientras avanza hacia su venganza.
También es excepcional la dirección de Chan-wook Park. Un ejemplo de ello es una escena en la que Dae Su pelea contra varios oponentes en un pasillo. Una escena larga, de una única toma.

En suma, sin darles mas rodeos, saquen al “niño viejo” que hay en ustedes y busquen esta película.

Sweet home San Isidro

Bueno, ya estoy mudado… Mis posteos no son tan seguidos debido a que no tengo modem en mi nuevo depto.
Veré de conseguir uno a la vuelta de mis vacaciones. Mientras, enfrente hay un cyber, para lo cual seguramente haga los posts en casa con el w.bloggar, los mande a diskette y luego haga copy & paste en la página de Blogspot. Lo interesante es que en el cyber hay una PC que créase o no… TIENE FIREFOX INSTALADO!!
Debido a ello, probablemente suba dos o tres posts seguidos. Tendrán que aguantarme.

Miren, para que se rían un rato. En Mercado Libre alguien intenta vender un Fiat 128 del año del arquero a más de 20.000 pesos. Los comentarios son incomparables. VEAN AQUÍ.

Antes del cambio…

Oh! Último post antes de la mudanza!
Oh! Último post enviado desde mi futura ex-casa!
Albricias!

En fin… ya está casi todo listo. Quedan unas pocas cosas dando vuelta que serán metidas en cajas en los próximos minutos. Y mañana será el día del movimiento constante.

Estaré posteando desde lugares alternativos (Guau… esa frase quedó muy sónica) y vuelto de mis vacaciones, veré de comprar un modem. Es que sí, además, el 27 estaré partiendo hacia Carlos Paz con mi señora novia y su hijito. 7 días para descansar del laburo y de la mudanza. Oh, sí, oh más.

Ya estaré reportándome desde allí también.

Mientras, en estos días estuve con el trajín de llevar cosas de un lugar a otro y de también esperar alfombra y heladera.
Les dejo un par de fotitos de la vista que se aprecia desde mi depto.
Miren:

Vista hacia la izquierda

Vista hacia la derecha

24 2da temporada

Estoy viendo de a poco la segunda temporada de “24” (Sí, voy retrasado como cinco años… ¿O serán cinco días?). Está buena… En esta temporada, la Unidad Antiterrorista de Los Angeles se entera de que se planea hacer un atentado terrorista con bomba nuclear en Los Angeles en el transcurso del día. No se sabe cómo ni dónde… Jack Bauer está de licencia por tiempo indeterminado, ya que andaba medio enojado con la cúpula de la Unidad luego de los hechos que se vieron en el final de la temporada anterior (No voy a decirlos para aquellos que no la vieron).
Ya llegué a la mitad del día… Pobre gente, le pasa de todo…
Veamos los pro y los contra…

En Contra
– Hace gala de una corrección política muy post-Septiembre 11, al querer decirnos a cada rato “Vean, no todos los árabes son iguales. Hay malos y buenos, como en todos lados”. Eso es vislumbrarble perfectamente en la parte en la que un terrorista es interrogado y un Imán de una mezquita quiere convencerlo de que hable diciéndole que el Islam condena la matanza de almas inocentes y bla bla bla, y el malo que no, que el sigue su interpretación del Corán, blablabla.
– Hay tres protagonistas femeninas rubias de cabello lacio (contando a Kim Bauer) lo que puede resultar confuso al principio para quien no conoce demasiado a los personajes.

A favor
– Antes hablábamos de corrección política. Ahora hablemos de incorrección. Jack Bauer no sigue siempre las normas. En el primer episodio vemos como asesina a sangre fría, en medio de un interrogatorio, a un convicto-testigo (esos de “Yo hablo y me reducen la condena) para así poder decapitarlo (¡Qué bonita vecindad, es la vecindad de Bauer!) y acercarse a un grupo de hombres que podrían estar relacionados con el ataque. Me gustó ese toque, en vez del típico héroe que es mas bueno que el pan y no mata una mosca a menos que sea en un enfrentamiento a muerte con su antagonista. Fue ver esa escena y decir “Guau!”.
– A pesar de la constante acción y de que todo el tiempo a los protagonistas le pasan cosas, la serie se las ingenia para poder darnos algo de perfil de personaje. Algo que muchas series con un ritmo mas tranquilo no siempre hacen.

Bueno, me queda medio día para visualizar, lo haré en las próximas semanas seguramente. Y luego otros días mas… quien te dice, me pongo al día (valga la redundancia).

Gente que viene y va

Así como a mucha gente le ocurre con sus constantes viajes en transporte público viajando siempre a la misma hora, uno a veces también ubica caras familiares cuando va caminando al trabajo siempre por el mismo camino.
En mi constante recorrida diaria ya reconozco algunos personajes que suelen venir caminando en dirección contraria:

– Hay una señora que trabaja en una casa de familia cerca de casa. Por lo visto entra a trabajar a las 8. A veces la veo en mi cuadra, otras por Roque Saenz Peña.
– Hay un hombre que debido a un accidente, lamentablemente tiene el rostro deformado. A veces camina también por Roque Saenz Peña, acompañado de un muchacho joven que camina a su lado.
– Porteros que lavan la entrada a su edificio a la misma hora, completan la oferta.
– Pero el que tal vez es el personaje mas destacable es un hombre que se para en una esquina cerca del túnel, todos los días. Llega, está un rato y se vuelve. Está solo. Primero yo pensaba que esperaba el bondi (aunque a veces suele estar parado en la esquina de enfrente a la de la parada). Luego, vi pasar un 133 y otra vez un 168 sin que tomara ninguno de los dos. Finalmente, quedó descartada la posibilidad de que alguien lo pase a buscar por auto en esa esquina, ya que un día lo vi que dejaba de estar parado y se volvía caminando por Acassuso. Suele ir casi todos los días, no hace nada, observa los árboles, se queda un rato y se vuelve. Un gran misterio. Si queremos hacer relaciones, la película Hombre mirando al Sudeste se basó en la historia de un hombre que se separó de su mujer y pasaba horas mirando hacia el departamento que ambos solían compartir. Quien te dice que dentro de unos años no sale un film llamado “Hombre mirando los arbolitos”.

En fin, en pleno trajín de mudanza uno también puede preguntarse… ¿Habrá algún personaje llamativo en mi nuevo camino hacia el trabajo?