Desubicados

Gente de Agencia Nova:
Como que poner ese chiste gráfico, debajo de esa nota, suena un poquito desubicado:

Gente de NOVA, lo de ustedes definitivamente, NO VA.

Anuncios

Top 5 x la igualdad

Hace un par de semanas, se cumplieron dos años desde que las dos cámaras aprobaron el matrimonio igualitario en el país, hecho que colocó al país varios pasos adelante en lo que a legislación en materia LGTB se refiere. Una votación reñida, mucha gente haciando fuerza hacia un lado u otro, muchas personas contentas, algunos conservadores que tuvieron que irse puteando por lo bajo, pasó de todo en esos días, pero afortunadamente, la ley existe. Y es algo que no solamente concierne a quienes pertenecen la comunidad homosexual, sino a todos los que bregamos por una sociedad más igualitaria.

Con motivo de todo esto, el Comité de Conteos Descendientes de UMDH preparó un pequeño listadito de temas para festejar, evitando en lo posible caer en lugares comunes. A la lista vamos, pues…

5 – Leo García – “Morrisey”
Se trata de uno de los primeros temas con los que se hizo conocido el músico solista. Tomando al siembre ambiguo Morrisey como estandarte, el tema cuenta la historia de un triángulo amoroso bastante particular, desde el punto de vista del tercero en discordia. Así, le canta al señorito novio: “¿Sabrá tu novia que escuchamos Morrisey? ¿Que me extrañás más de lo que ella te extraña?”.
Fue un hit allá hace unos años, del que incluso Los Parraleños hicieron su versión paródica llamada “Megadeth”.

4 – Bersuit Vergarabat – “Bolero militar”
Y hablando de humor, Bersuit hizo un humorístico tema con algo de incorrección política y, a pesar de que agudizando puede tener algunas cosas ofensivas (pero en una línea algo Franzappiana), también a la vez se revaloriza para este listado. Sí, así contradictorio, el tema nos cuenta una historia de amor entre dos jóvenes oficiales, en una letra plagada de términos castrenses (incluso originalmente se llamaba “Al pie del cañón”): “Parado al pie de la cama en posición de descanso / me siento como un tagarna / paso las horas mirando a tu marmita”.

3 – Lily Allen – “Fuck you”
A veces, una canción se resignifica. Y no hablo en este caso de la resignificación que hace Lanata para “Periodismo para todos”, que pasa sólo por hacer Fuck you sin tener en cuenta la letra. La canción fue originalmente una canción dedicada a un gobierno ultra conservador  y belicoso (Jorgito W., te estoy mirando a vos). Sin embargo, gracias a una frase de la canción, se convirtió en el estandarte para gran parte de la sociedad que apoya causas LGTB, donde a partir de ese momento se realizaron compilaciones de gente cantando la canción y haciendo fuck you a la cámara, dirigido a homofóbicos y reaccionarios. La frase: “So you say it’s not OK to be gay / well, I think you’re just evil / you’re just some racist who can’t tie my laces / your point of view is medieval”.

2 – Blur – “Boys and girls”
Allá por los ’90, en plena efervescencia del brit-pop, dicho género musical estaba encabezado por dos bandas enfrentadas cual Boca-River musical. Por un lado estaba Oasis, y por el otro Blur. Uno de los hits de estos últimos es esta especie de oda a la libertad, donde Damos Albarn le canta al amor libre: “Girls who are boys / who like boys to be girls / who do boys like they’re girls / who do girls like they’re boys…”. Y, como coorlario, nos recuerda que mas allá de elecciones: “Always should be someone you really love”.

1 – Gabo Ferro – “El amigo de mi padre”
Gabo Ferro no es ajeno a esta clase de temáticas. Entre sus canciones podemos contar con una trágica historia de amor lésbico (“La cabeza de la novia cayó sin su velo”), un romance andrógino (“Costurera y carpintero”) o una declaración contra la típica pose de macho de las instituciones militares (“Si es hombre“). En este caso, el personaje protagonista de la canción recuerda a su padre y su extraña relación con alguien que, por lo visto, era más que un amigo, con el éste se veía a escondidas, a pesar de ser un secreto a voces. Así, recuerda que “mi padre era mejor padre / cuando a su amigo veía / cuando su amigo venía”.

Santos errores

Seinfeld fue una de las grandes sitcoms de los ’90. Sus personajes quedaron en nuestra memoria, en especial los cuatro personajes principales: Jerry Seinfeld, Kramer, George y Elaine.
Sus ex integrantes, luego del fnal de la serie (allá a fines del siglo pasado), se dedicaron a diversos proyectos con dispar suerte. Ya hablaré más en profundidad sobre esta serie en otro posteo.
Lo que nos ocupa ahora es una nota de La Nación, donde volvemos a corroborar que la especie de los correctores está en vías extinción y Greenpeace no hace nada:

Por motivos extraños, en pleno titular le han errado al nombre del famoso cómico, como si Google, Wikipedia y miles de páginas de nada sirviesen para corroborar la correcta escritura de su apellido.
Y lo peor, es que abajo está bien escrito (mas allá de que en muchas ocasiones, no es la misma persona quien redacta y quien coloca el titular).

Remeras

Frente a la ola de restricciones con respecto al público que se acerque a ver los Juegos Olímpicos de Londres, La Nación tituló así:

Se trata, a todas luces, de un clásico titular generado “para generar polémica”.
En la misma nota se aclara que se trata de vestimentas con expresiones políticas de cualquier tipo. O sea, va mas allá de que sea el Che Guevara la figurita de la remera. Puede ser Ghandi, el Subcomandante Marcos, Stalin, un concejal de Gaiman o supongo que el mismísimo inglés Churchill. Pero bueno, la polémica tiene más entrada, y más entradas en los comentarios de lectores abajo del artículo.

Y, en otro ámbito, ya que estamos, hablemos del segundo resaltado. ¿Alguien podría indicar cuánto es largo alcance para los organizadores? Supongo que con mi 18/55 podría entrar. Un lente que de hasta 105, ¿lo consideran medio o largo alcance? ¿Y de 200? Con 300 supongo que sí estarías frito. Pero bueno, un poco de aclaración, caramba.

Formas

Rihanna podrá ser considerada como una de las cantantes sexies del momento… Pero díganme si tal cual salió en esta foto, no da un poquito creepy…

Da una impresión de ser una especie de criatura Lovecraftiana cuyos brazos comienzan donde terminan las piernas, y poca espalda.
Igual, los flacos que están ahí con el tujes de la cantante casi en el medio del rostro, no tienen cara de estar pasándola mal…