Series nuevas (1ra parte)

Como todos los años, nuevas series llegan a las pantallas de la TV. Algunas seguirán, otras serán canceladas por FOX, otras tal vez por otras cadenas… Mas allá de la suerte que les toque, siempre viene bien hacer un repaso por algunas de las que dijeron “Hola, qué tal, me presento…”.

Estos posts estarán dedicados a ello. Primero, mención para algunas series que, por la poca cantidad de capítulos que ví, no alcanzan para un ranking, listado o mención:

  • Dracula: La idea de mover al vampiro más famoso unos años y de hacer algo interesante con él, fue una tremenda decepción. Actores interesantes, vestuario y ambientación interesante, con un guión y una dirección que desaprovechaba todo. Ví un solo capítulo.
  • The originals: Spin off the “The vampire diaries”. Nunca me interesó la serie original, menos logró conmoverme este spinoff. También vi un solo capítulo y decidí no seguir.
  • House of cards: Una serie de la que se viene hablando mucho, con intrigas políticas de todo tipo y con actores reconocidos como Kevin Spacey y Robin Wright. Hasta el momento llegué a ver dos capítulos (sí, ando retrasado) y la serie pinta muy interesante.
  • Hemlock Grove: Al igual que House Of Cards, también fue lanzada por Netflix. Aquí lo que impera es el terror, de la mano de un sangriento asesinato en un pueblo donde hay muchos secretos. Con un capítulo visto hasta el momento, también promete.

Vamos ahora a lo visto. Obviamente, habrá algunos spoilers.

Once upon a time in Wonderland: Otro spinoff, en este caso de la disfrutable “Once upon a time”. Al igual que su serie originaria, combina personajes de cuentos infantiles entremezclados (aunque en este caso, como su nombre lo sugiere, principalmente de la saga de Alicia de Lewis Carroll), personajes inventados ad hoc y narrativa que combina el presente de la serie con flashbacks a lo Lost. El problema de esta serie es que todo lo que hicieron bien con OUAT, acá lo hicieron mal. Malos que son un cliché, historias poco interesantes,  personajes que poco nos importan… en suma, quédense con la historia original.

The following: Esta serie con Kevin Bacon comenzó con una buena premisa, con un asesino en serie que a través de internet crea una legión de seguidores, gracias a lo cual consigue escapar de prisión y, por otra parte, el equipo encargado de buscarlo. El problema de la serie fue aproximadamente a los 2/3 de la serie, donde cayó en un pozo creativo en el momento en que el asesino (encarnado por un muy correcto James Purefoy) comienza a obsesionarse con su ex esposa, dejando otras temáticas detrás. El final de temporada, de todas maneras, estuvo a la altura de las circunstancias.

The tomorrow people: Nueva serie sobre un tema que siempre vuelve, el de las personas con poderes especiales. Esta remake de una serie inglesa de la década de 1970 se centra en un joven llamado Stephen, quien descubre que tiene capacidades especiales y es contactado por un grupo de gente que comparte las mismas, a la vez que son perseguidos y cazados por una organización secreta que busca ponerle coto/fin a estas personas, ante el temor de lo que pueden llegar a hacer. Si les resulta conocido el planteo, están en lo cierto. El problema que tuvo esta serie es con la mitad de los 14 episodios emitidos hasta ahora, donde la historia no convencía, pero tampoco era mala, se mantenía en ese punto medio de “y… zafa”. Luego, comenzó a levantar, centrando también las historias en los periféricos, haciendo al villano principal más carismático y con un par de revelaciones en los capítulos mas recientes que no vale la pena spoilear.

Under the dome: Esta serie está basada en la novela homónima de Stephen King y trata de un pueblo de Maine (¿dónde más, tratándose de King?) que un día queda misteriosamente aislado del resto del mundo cuando aparece una cúpula rodeando al mismo. Nada puede entrar, nada puede salir. Mientras el pánico comienza a apoderarse de los ciudadanos, otros intentan aprovechar la oportunidad para obtener su pedazo de poder. Buenos actores, trama interesante, aunque la novela es mucho más oscura. Muchísimo. Ya les contaré.

Seguimos en otro post…

 

Anuncios

El cuarteto de ellos

Viernes 31 de enero, día de mucho calor bajo el sol y a la sombra también. En dicho marco, la banda uruguaya El Cuarteto de Nos se presentaba en Groove, reducto de Palermo allí donde hace varios años estaba una bailanta (por suerte el dueño nunca afirmó “Le ganamos un lugar a la cumbia”, lo que daría lugar a un incómodo deja vu).

Luego de una espera un poco larga, arrancaron a las 21 con “El hijo de Hernández” y el público estaba alucinadísimo, cantando tan alto que hasta por momentos se escuchaba más alto que las voces de los músicos.

El recital, de hora y media clavada, se centró básicamente en los últimos tres discos, “Raro”, “Bipolar” y “Porfiado”, los cuales conforman, según la banda, una trilogía. Así fueron pasando diferentes temas y climas, como “Ya no sé qué hacer conmigo”“Así soy yo”“Cuando sea grande” y “Bipolar”. Hubo incluso un momento cuasi tranquilo, donde el agite se calmó un poco (ojo, un poco dije), con los temas “Todos pasan por mi rancho”“Mi lista negra”.

Cerca del cierre, “Miguel gritar” y, a continuación, “Verano del 92″ cerraron la parte “oficial” de  la lista.
Dos minutos y vuelta a salir a los bises, con “Buen día, Benito” y el hit “Yendo a la casa de Damián”, el que los llevó a la masividad luego de dos décadas de carrera.

Luego, salida de la banda, y el público que pide una más. Y el cierre fue con esa canción de amor a uno mismo que es “Me amo” y la promesa de que para mayo, se viene un show en el Teatro Gran Rex.

 

He aquí para todos, la lista de temas:

 

Detrás del volante

Y bajo a mil, por el camino del deshielo,
sin luces y sin freno, a mi lado el precipicio
La Renga

Los accidentes de tránsito son un tema de preocupación mundial. Mucho más en estos lares donde mueren miles de personas en accidentes, la mayoría a causa de la imprudencia, el descuido, la irresponsabilidad y/o la estupidez de las personas, y en donde el respeto a las leyes de tránsito a veces suele caer en el olvido.

En Uruguay también el tema causa preocupación y por eso, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas ha difundido una serie de cortos para concientizar sobre el tema, relacionando las muertes en accidentes de tránsito con las muertes a causa de accidentes naturales.

Son tres cortos donde, a través de una buena producción y efectos especiales, vemos a Montevideo asesiada por un terremoto, un tsunami y hasta una erupción volcánica.
Veamos los mismos:

 

Interesante campaña. A ver si acá comenzamos a hacer lo mismo.