Best… Answer… Ever…

Cuando en La Nación sale alguna noticia o artículo relacionado con derechos LGTB, nunca faltan los conservadores que comienzan a colocar comentarios homofóbicos a troche y moche. Algunos, incluso, causan gracia, como cuando hablan de “los derechos de los heterosexuales” y otras cosas risibles.

Uno de ellos realizó el siguiente comentario. La respuesta que obtuvo, debería figurar en el top five de respuestas ingeniosas para homofóbicos contemporáneos…

In your face!!

Anuncios

Top 5 x la igualdad

Hace un par de semanas, se cumplieron dos años desde que las dos cámaras aprobaron el matrimonio igualitario en el país, hecho que colocó al país varios pasos adelante en lo que a legislación en materia LGTB se refiere. Una votación reñida, mucha gente haciando fuerza hacia un lado u otro, muchas personas contentas, algunos conservadores que tuvieron que irse puteando por lo bajo, pasó de todo en esos días, pero afortunadamente, la ley existe. Y es algo que no solamente concierne a quienes pertenecen la comunidad homosexual, sino a todos los que bregamos por una sociedad más igualitaria.

Con motivo de todo esto, el Comité de Conteos Descendientes de UMDH preparó un pequeño listadito de temas para festejar, evitando en lo posible caer en lugares comunes. A la lista vamos, pues…

5 – Leo García – “Morrisey”
Se trata de uno de los primeros temas con los que se hizo conocido el músico solista. Tomando al siembre ambiguo Morrisey como estandarte, el tema cuenta la historia de un triángulo amoroso bastante particular, desde el punto de vista del tercero en discordia. Así, le canta al señorito novio: “¿Sabrá tu novia que escuchamos Morrisey? ¿Que me extrañás más de lo que ella te extraña?”.
Fue un hit allá hace unos años, del que incluso Los Parraleños hicieron su versión paródica llamada “Megadeth”.

4 – Bersuit Vergarabat – “Bolero militar”
Y hablando de humor, Bersuit hizo un humorístico tema con algo de incorrección política y, a pesar de que agudizando puede tener algunas cosas ofensivas (pero en una línea algo Franzappiana), también a la vez se revaloriza para este listado. Sí, así contradictorio, el tema nos cuenta una historia de amor entre dos jóvenes oficiales, en una letra plagada de términos castrenses (incluso originalmente se llamaba “Al pie del cañón”): “Parado al pie de la cama en posición de descanso / me siento como un tagarna / paso las horas mirando a tu marmita”.

3 – Lily Allen – “Fuck you”
A veces, una canción se resignifica. Y no hablo en este caso de la resignificación que hace Lanata para “Periodismo para todos”, que pasa sólo por hacer Fuck you sin tener en cuenta la letra. La canción fue originalmente una canción dedicada a un gobierno ultra conservador  y belicoso (Jorgito W., te estoy mirando a vos). Sin embargo, gracias a una frase de la canción, se convirtió en el estandarte para gran parte de la sociedad que apoya causas LGTB, donde a partir de ese momento se realizaron compilaciones de gente cantando la canción y haciendo fuck you a la cámara, dirigido a homofóbicos y reaccionarios. La frase: “So you say it’s not OK to be gay / well, I think you’re just evil / you’re just some racist who can’t tie my laces / your point of view is medieval”.

2 – Blur – “Boys and girls”
Allá por los ’90, en plena efervescencia del brit-pop, dicho género musical estaba encabezado por dos bandas enfrentadas cual Boca-River musical. Por un lado estaba Oasis, y por el otro Blur. Uno de los hits de estos últimos es esta especie de oda a la libertad, donde Damos Albarn le canta al amor libre: “Girls who are boys / who like boys to be girls / who do boys like they’re girls / who do girls like they’re boys…”. Y, como coorlario, nos recuerda que mas allá de elecciones: “Always should be someone you really love”.

1 – Gabo Ferro – “El amigo de mi padre”
Gabo Ferro no es ajeno a esta clase de temáticas. Entre sus canciones podemos contar con una trágica historia de amor lésbico (“La cabeza de la novia cayó sin su velo”), un romance andrógino (“Costurera y carpintero”) o una declaración contra la típica pose de macho de las instituciones militares (“Si es hombre“). En este caso, el personaje protagonista de la canción recuerda a su padre y su extraña relación con alguien que, por lo visto, era más que un amigo, con el éste se veía a escondidas, a pesar de ser un secreto a voces. Así, recuerda que “mi padre era mejor padre / cuando a su amigo veía / cuando su amigo venía”.

Qué pasó que pasó

Otro año que se va, y para no ser más originales que la gran mayoría de la población que escribe en algún lado, también aquí es menester hacer un repaso de lo que aconteció en este 2010.
Varios sucesos acapararon la atención. Según quién lo mire, algunos fueron más relevantes que otros.
He aquí un top 5 de temas relevantes del año:

Desastres naturales: Este año la naturaleza estuvo con todo. Lo que más dio que hablar fueron dos terremotos. El primero, en Haití, fue relevante dada la cantidad de víctimas y la forma de golpear al país. El segundo, cuando aún no se habían calmado las consecuencias de aquel, fue en Chile, relevante por la cercanía a nuestro país. Ambos terremotos dejaron al descubierto desde tramoyas, hasta solidaridades. Y también el fascismo latente entre quienes afirmaban que los chilenos “se lo tenían merecido por habernos traicionado en Malvinas”, olvidando que la decisión de apoyar a Inglaterra en la contienda bélica fue tomada por un presidente que no siquiera había sido elegido democráticamente; ni que en esos momentos veníamos de varios años de latente conflicto con Chile, siempre al borde de la escalada bélica, debido al canal del Beagle, y que si hubiera sido una guerra entre Chile e Inglaterra por, pongamos, la Isla de Pascua, los que hubieran cedido los aeropuertos para abastecimiento de los Sea Harriers hubiéramos sido nosotros.

Los mineros de Chile: Hablando del país hermano, todos fuimos testigos de los avatares sufridos por los 33 mineros que habían quedado atrapados en una mina cerca de Copiapó. Recuerdo los primeros días, cuando habían escasas chances de encontrarlos e incluso se especulaba con que era probable que ya hayan fallecido. Cuando las esperanzas estaban casi diluidas sucedió el milagro de encontrar el mensaje de “estamos bien los 33”, y el mundo se alegró. Enseguida comenzaron las campañas y esfuerzos para el rescate y la salida del primer minero fue vista por medio planeta Tierra. Mas allá de la presencia mediática y buscadora de rédito del presidente, fue un acontecimiento emocionante.

El Mundial: Tal vez sea un mundial recordado por lo que no pudo ser. El Mundial, el evento futbolístico más importante, se caracterizó en esta última edición por el poco juego. La selección argentina comenzó bien en la primera etapa, aunque a la hora de enfrentarse a un rival con historia como la selección alemana, el arco propio se llenó de goles. Mas allá de la situación subjetiva, en la mayoría de los otros partidos, la situación no fue diferente. Al menos la copa la obtuvo un país que nunca había podido acceder a tal privilegio, como es España. De todas formas, las dos cosas que más se recuerdan del mundial poco tienen que ver con el fútbol en sí. Por un lado, el pulpo Paul, con su curiosa forma de anticipar los resultados futbolísticos. Por el otro, las tetas de Larissa Riquelme, quien con un generoso escote alentaba a la selección paraguaya prometiendo desnudarse si el equipo se alzaba con la copa. El equipo no lo logró, pero la muchacha (de quien se dice que las fotos no fueron tomadas en Africa, lo cual puede ser ya que se la veía bastante despechugada en pleno invierno) igualmente se mostró sin sus ropas, para contento de la población mundialista masculina.

La muerte de Néstor Kirchner: En un bucólico día feriado, mientras comenzaba el censo, nadie se esperaba lo que a media mañana acaparó la atención del país. El ex presidente falleció y el mundo se conmovió. Oficialistas, opositores… nadie quedó indiferente frente al fallecimiento de alguien que, con aciertos y errores, gobernó de una manera distinta el país durante parte de la década del ’00. Fue increíble ver la cantidad de gente que espontáneamente se acercó a Plaza de Mayo a darle el adiós a Néstor. Quedan en el recuerdo el descuelgue de las fotos de Videla, encendidos discursos, peleas, contradicciones, el apoyo incondicional a los organismos de derechos humanos y muchas cosas más. La revista Barcelona sacó una edición especial fabulosa, la cual se agotó rápidamente y al mes se volvió a editar, con una tapa con Kirchner montado sobre una clásica foto de Jim Morrison con los brazos extendidos. Abajo, la frase “Muere un crispador, nace un rock star”. Adentro, un suplemento donde se lo analiza en diversos frentes, con hechos tanto negativos como positivos. Recomendable.

El matrimonio igualitario: Finalmente, una realidad. Basta de diferenciar entre “casamiento” y “unión civil”. Ahora, todos pueden casarse sin importar su condición sexual. Atrás quedaron los encendidos comentarios homofóbicos de muchos lectores de La Nación; las aberrantes preguntas de la Legrand, diciendo si era posible que un matrimonio gay que adopta a un chico puede violarlo “dada su orientación”, defendiénsose con un ‘no lo digo yo, lo dice la gente’; los discursos de los ‘”naranjitas”; el uso no autorizado por parte de éstos de canciones de Los Fabulosos Cadillacs y de Kevin Johansen (quien tocó el tema en un evento a favor del matrimonio para todos); las presiones de autoridades de colegios católicos a padres, donde les decían que si no firmaban el petitorio en rechazo al proyecto, los hijos de éstos corrían riesgo de perder la matrícula, y tantas cosas más.
Con Mi Novia fuimos al festival artístico en apoyo a la ley, fue una fiesta para todos, donde estaban no sólo parejas gay, sino todo el mundo, incluso familias con hijos (“Oh, ¡el horror!” deben pensar muchos homofóbicos). También ruidazos y movidas que hicieron que una utopía ahora se haya convertido en una realidad.

Y para usted, ¿cuáles fueron los hechos del año?

Los rosados

In the world of hate
is “delito” to be gay
Fun People

 
Como ustedes podrán observar fácilmente con sólo leer algunos posts de este blog, este rinconcito de internet podría estar calificado bajo lo que algunos denominan “gay friendly”, tolerante, etc. O sea, que si usted tiene algún rasgo de homofobia, seguramente tendrá una amplia gama de blogs reaccionarios donde decir “Oh, sí, cuánta razón que tienen” y otros lugares comunes.
Desde aquí, nos ponemos en otra vereda y afirmamos parafraseando a Seinfeld en su recordado capítulo “The outing” que no hay nada de malo en ello.

Dicha la aclaración o disclaimer, vamos a los hechos.
En estos días, como ya se habrán enterado aquí o en medios más importantes, se está debatiendo la posibilidad del casamiento entre personas del mismo sexo.
El proyecto ya tiene media sanción de diputados y mañana se debatiría en el Senado, donde la cosa está mas peleada.
Incluso el día de hoy organizaciones religiosas harán una marcha al Congreso manifestando su oposición al proyecto. Todo bien, pero el problema es que muchos colegios han presionado a alumnos y padres para firmar planillas y asistir a movilizaciones, con amenazas tales como que sus hijos pierdan la matrícula.

Desde UMDH, apoyamos el proyecto del matrimonio igualitario, término que me agrada más que “matrimonio gay”, ya que estamos apuntando a una movida que coloca a la sociedad en un mismo lugar. Así como hoy en día yo puedo casarme con Mi Novia, quiero un país donde dos señores o dos señoritas que estén enamorados puedan contraer matrimonio.
De eso se trata el proyecto, por más que a Bergoglio le salte la térmica y hable de una guerra y del demonio y otras ideas salidas de eras inquisidoras.

Recuerden señores diputados, se trata de amor.

En la escuela nos burlamos
de aquel nene amanerado.
Dejándolo en un costado
fue así que nos educamos.
Y a mí que la fui de guapo
me viven tocando el culo,
como mierda, visto harapos
y sin ningún disimulo
tengo miedo de morir
tengo miedo de morir.
Mirá quien iba a decir…
tan, tan macho…
¡y tan al pedo!
La Tabaré

Cuestión de palabras

Acá el único maricón sos vos,
¡moralista al pedo!.
La Tabaré

Uno de los ejes de debate en estos días es la posibilidad de que finalmente se apruebe el matrimonio para todos y todas, más allá de la orientación sexual de los contrayentes.
Incluso el pasado martes hubo una marcha y festival artístico en Plaza Congreso en apoyo a esta ley, que ya cuenta con el aval de Diputados y el 14 de julio se debate en el Senado. Con Mi Novia estuvimos allí atestiguando la movida (fotos y comentarios en breve).

La Nación, es su clásica característica conservadora, resalta más las voces en contra que aquellas a favor.
Como complemento, es sabido que dicho diario es abiertamente opositor al gobierno de CFK. No hablamos de una oposición moderada que sería hasta esperable o deseable. Obviamente, el perfil de lector al que apuntan tiene el mismo pensamiento opositor y conservador.
Entonces, no es de extrañar un titular absolutamente tendencioso como éste en la edición de hoy:

Si leen aquí la nota, podrán encontrar en el desarrollo más perlitas.
Y ni hablemos de las opiniones de algunos…