Problemirijlla geográfico

Gran revuelo causó la confesión de Matt Groening de que el Springfield de Los Simpsons está basado en el Springfield del estado de Oregon. Mi Esposa, quien vivió tres años en dicho estado (el mismo donde vivía Matt) saltaba de la alegría.
Obviamente, los medios se hicieron eco de la noticia (lo de la ubicación de Springfield, no de la alegría de Mi Esposa).
Sin embargo, algo parece haber afectado las funciones geográficas de algunos periodistas, ya que por ejemplo, en La Nación salió esto:

¿El centro de Estados Unidos? Muchachos, cómprense un mapa y vean ésto:

Después nos quejamos cuando los yanquis mezclan Río de Janeiro con Buenos Aires y cosas semejantes…

Anuncios

Como tus zapatos

Ya a esta altura pocos ignoran la noticia del héroe de la semana. En una conferencia del gobernador Bush en Irak, un periodista le tiró sendos zapatazos a quien dentro de pocos días cederá el poder de Estados Unidos. Dichos “misiles de pie” fueron esquivados por Georgito.

Entre tantas loas y cantos de victoria y apologías dirigidas a este justiciero, queda flotando una duda. Porque se lo elogia, se lo vanagloria y se lo condecora indirectamente. Pero a la hora de estas felicitaciones nadie tiene en cuenta algo muy importante sobre lo que hay que reflexionar a la hora de hablar sobre lo que esta persona hizo:

¿¿¿No podría haberle apuntado mejor???

En todos lados se cuecen habas…

Resulta que el hermano de un compañero de oficina está asistiendo a un curso de no sé que cosa. En el curso hay un flaco que no sé si es cubano o hijo de cubanos, pero reside desde hace mucho en Estados Unidos.
Un día, después de la cursada, se van a tomar un café y el tipo este (el que vive en USA, no el hermano de mi co-worker) comienza a hablar sobre las elecciones en el Gran País del Norte, sobre Obama, etc., refiriéndose a este último como “ese negro”, en forma despectiva.

Y luego agrega unos datos más…

Allá, el partido demócrata (que sería, digamos, el “menos conservador” de los dos partidos principales) tiene una larga política de subsidios y ayudas sociales, etc. Por otra parte, los republicanos tienden más a recortar el gasto público de una manera tal que hasta Macri se sentiría un derrochón.

Entonces, este muchacho, luego de lo de “ese negro”, sigue acotando… “Si, porque estos tipos le dan ayuda a los negros que no hacen nada ni producen nada, y a nosotros, la gente que labura, nunca nos dan nada…”.

¿Mi conclusión?
“La derecha es igual en todos lados”…

Silence! I kill you!

Esto es fantástico.
Déjenlo cargar y disfrútenlo, que vale la pena y es muy gracioso.

Tip para trascender las fronteras del idioma:
– “bush” aparte de “arbusto” y el apellido del gobernador presidente de EE.UU., se utiliza para denominar a los genitales femeninos, cachufleta, chacón, concha, etc., más específicamente al vello púbico.

Tip para despistados geográficos:
– El momumento a Washington es un obelisco.

Tip para perdidos en el espectáculo:
– Lindsay Lohan es una actriz que ha tenido varios problemas de salud, incluyendo adicciones, borracheras y cosas por el estilo.

La desmemoria

Textito de Eduardo Galeano, para acompañar este primero de mayo.

Eduardo Galeano – La desmemoria

Chicago está llena de fábricas, hay fábricas hasta en pleno centro de la ciudad, en torno al edificio más alto del mundo. Chicago está llena de fábricas. Chicago está llena de obreros.
Al llegar al barrio de Heymarket, pido a mis amigos que me muestren el lugar donde fueron ahorcados, en 1886, aquellos obreros que el mundo entero saluda cada primero de mayo.
– Ha de ser por aquí- me dicen. Pero nadie sabe.
Ninguna estatua se ha erigido en memoria de los mártires de Chicago en la ciudad de Chicago. Ni estatua, ni monolito, ni placa de bronce, ni nada.
El primero de mayo es el único día verdaderamente universal de la humanidad entera, el único día donde coinciden todas las historias y todas las geografías, todas las lenguas y las religiones y las culturas del mundo; pero en los Estados Unidos, el primero de mayo es un día cualquiera. Ese día la gente trabaja normalmente, y nadie, o casi nadie, recuerda que los derechos de la clase obrera no han brotado de la oreja de una cabra, ni de la mano de dios o del amo.

Dedicado a todos los que ponen su granito de arena laburando. Sea en una oficina, un gran despacho, una obra en construcción, un taxi o un negocio. A los que van caminando, en bondi, en remis, en un auto manejando o con chofer, o trabajan en su casa. A los cuentrapropistas, a las amas de casa, a los que estamos en relación de dependencia, a los jubilados y a los futuros trabajadores.

A todos… feliz día.