Durante la demolición

Una anécota onírica en el pasado fin de semana en las tierras de Colón.
De las seis personas que fuimos, cuatro dormíamos en una habitación con camas marineras.
Yo dormía en la parte de arriba de una de ellas, y una amiga, en la cama de abajo.
Resulta que esta amiga vive en un edificio que es vecino de otro que está en proceso de ser demolido para hacer una de esas mega torres modernas tan en boga hoy en día. Dicha demolición hace que en ocasiones se sientan unos leves cimbronazos en donde ella vive.

Justamente, ella estaba teniendo un sueño poco agradable en el cual el edificio propio temblaba más de lo acostumbrado, mucho más. En ese momento, yo voy al baño. En un momento el sueño empeora ya que ella estaba por caer en el hueco dejado por la descontrucción aledaña. Justo en ese momento, yo subo a mi cama. Los cimbronazos del movimiento ascendente mío, repercutieron en el sueño ajeno, haciendo aún más creible la visión de la caida en el hueco de la obra aledaña, dejando a mi amiga con los ojos en “dos de oro” desde un rato antes que el resto de nosotros despertemos.

¿Sueños con F/X? Llame a Emepol…

Todo tan raro

Los dueños de grandes porciones de campo que piensan siempre en los beneficios que les otorgan las ventas al extranjero anuncian un paro autocalificado casi como patriótico. Luego de años de quejarse de los cortes y piquetes en rutas, salen a cortar rutas. Como contrapartida, Moyano, que sabe (y mucho) de cortes de caminos, sale a impedir que dicho corte sea realizado, queriendo asegurar la libre circulación. Claro, la cúpula del gobierno pasó “a saludar” a dicho señor en su última fiesta. Así que Moyano guarda sus dólares acumulados para salir a protestar contra los ricos. Mientras, el gobierno, famoso por sus políticas pro derechos humanos, decide no participar en ninguno de los actos conmemorativos del golpe que dio inicio a la más sangrienta dictadura. Amparándose en el libre derecho a huelga, los del campo (con la ayuda de algunos empleados que suelen cobrar en negro, además de mal pagos) revisan los camiones de carga que pasan por las zonas de corte, dictaminando quiénes pueden pasar y quiénes no. Poco después, una presidenta, cuyo cargo supuestamente sirve para aunar al pueblo y mantenerlo unido, sale a declarar que es “un piquete de ricos”. La gente sale a apoyar a los trabajadores del campo, realizando cacerolazos que recuerdan aquellos de hace seis años cuando gritaban para que se vayan todos aquellos a quienes después volvieron a votar. (De paso, vean en este video la “democrática” opinión de la primera señora que habla frente al micrófono) ¿Y qué pasó entonces? El gobierno llama a otro amigo de correrías, D´elía. Este señor, famoso por participar de marchas a raudales, se pone a evitar que una marcha siga. Al día siguiente, la Sociedad Rural, siempre interesada por el pueblo argentino, llama a que se amiguen las partes en conflicto.

Si todo ésto no pasara en serio, podría ser un argumento de alguna película surrealista.

Cosas de Colón, Entre Ríos

He pasado el fin de semana súper largo en Colón, provincia de Entre Ríos. Lugar absolutamente recomendable, del cual ya ahondaré en detalles y fotos. De momento, simplemente comentaré un par de cosillas del lugar en sí:

– Al igual que en Montevideo o San Luis, las calles de Colón avanzan de a 50 números, a diferencia de los 100 metros a los que estamos acostumbrados. Ténganlo en cuenta al calcular cuántas cuadras faltan para llegar a determinado lugar.

– En las estaciones de servicio hay un surtidor aparte para autos con patente extranjera. ¿El motivo? Como en Uruguay la nafta no es precisamente algo que sea económico (total, acá en taaaan barata)muchos aprovechan los momentos en que no hay corte para cruzar el puente y cargar el tanque. La cosa es que parece que se cruzan con la idea de un poco más que desborde. Entonces los mandan por otro surtidor y no los dejan cargar más de una cantidad determinada de combustible (ponele, no sé, $30).

– A diferencia de lo que ocurre en muchos otros lugares del país (y no exclusivamente en Buenos Aires) la mayoría de la gente maneja en forma tranquila. Excepciones son alguno que otro joven pseudo rebelde y algunos taxistas.

– La mayoría de las calles son de tierra consolidada y ripio. La zona asfaltada es la que está cerca de la calle principal (12 de abril) y aquellas que la cortan.

– El río está muy lindo.

Cambio: ¡Dolor!

Buenas (¿buenas?) nuevas en el mundo de la televisión: Habrá en Canal 7 un espacio dedicado al CONICET, llamado “Recurso natural”. De acuerdo con la nota aparecida en La Nación, el programa estará conducido nada más ni nada menos que por Natalia Oreiro. La señora de Mollo afirma raudamente que “no soy conductora, y ni siquiera lo voy a hacer como actriz, sino como Natalia” (¡Ah, bueno!).
Ahora, como todos sabemos, en el mundo científico, al igual que en todos los campos y es más, en toda la humanidad hay todo tipo de gente: gente buena, mala, atrevida, seria, divertida, incongruente, ciclotímica, contradictoria, etc. Entonces… ¿hacía falta terminar de rebalsar el vaso diciendo eso de que “por lo que tengo entendido, son gente normal”?
Ay, ay… que TV generosa…

Vaya novedad

La gente responsable (?) del portal MinutoUno no deja de sorprendernos.
Miren esta “noticia” que salió en la página principal del mencionado site:

Siguiendo la corriente instaurada por esta noticia, podríamos imaginarnos otros titulares igualmente explosivos:

  • “Primicia: Windows no sería el único sistema operativo existente”
  • “Atención: Hay otros navegadores aparte del Internet Explorer”
  • “Algunos usan el mouse para activar comandos. Otros usan el teclado”
  • “Hay más de un único sistema para proveer banda ancha de Internet”
  • “Se supo: Internet es una importante herramienta de comunicación, información, educación, contactos y pornografía”

Incluso, si abandonamos el terreno de la informática, tal vez podamos encontrarnos con más novedosos titulares:

  • “Paren las rotativas: Bush Jr. no habría sido totalmente sincero con más de un aspecto de la invasión a Irak”
  • “Se supo: Macri no es precisamente un abanderado de los pobres”
  • “Importante: No toda la población mundial posee una pantalla de plasma en su living”
  • “Parece que la banda Pier no tendría a la originalidad entre sus estandartes”
  • “Atención: Las sillas servirían fundamentalmente para sentarse”
  • “Según una investigación, Ford no es la única marca de automotores”
  • “Novedad: El grupo de rock `La 25´ no sería precisamente una banda que se destaque por sus cualidades musicales”
  • “Atentis televidentes: Tinelli no sería la única opción disponible en la pantalla chica”

… y podría seguir por horas.

Mate

Navegando por la web, encontré esta curiosa página. En la misma, hay un curioso listado de “gaseosas que no funcionaron”. O sea, aquellas que a pesar del marketing y los estudios previos, resultaron un verdadero fracaso.
Dicha página me hizo acordar: ¿Recuerdan la gaseosa Nativa que lanzó Coca Cola hará unos tres o cuatro años?
Con un gusto que pretendía ser yerba mate, y con el slogan “comenzá el día con un sabor bien nuestro” fue lanzada en medio de una gran campaña de marketing. Creo que la inversión en el producto fue de algo así como 4 millones de pesos.
En prácticamente cualquier supermercado era posible encontrarse con promotoras que ofrecían degustaciones (¿o deberíamos decir disgustaciones?) del producto. Hasta estando de vacaciones en Córdoba, paseando por Cosquín con el Campeón de Bragado y sumujer, vimos en un super de dicha festivalera ciudad un puesto de promoción.
Al poco tiempo, nada. La gente de Coca Cola se dio cuenta de su desatino y desapareció de las góndolas y exhibidores.

Solo queda el recuerdo. Pero claro, no siempre todo recuerdo es bueno…

El arte del buen comer

Nueva entrega de esta sección dedicada a recorrer diversos lugares donde poder sentarse a probar diferentes comidas o bebidas.
Los lugares elegidos para la edición de marzo, son los que siguen (luego del salto):

 

Canapé: La semana pasada fuimos con Mary, del blog Para Comerte Mejor, Buenos Aires a este simpático bar de La Lucila. Ubicado en Rawson al 3700 (casi esquina con Debenedetti), dándole la espalda a la estación, se trata de un bar-casa de té donde se puede tomar alguna infusión a la vez que se prueba alguna de las delicias del lugar. El lugar no es grande, cuenta con poquitas mesas, pero cuenta con la ventaja de que debido a ello, es ideal para sentarse tranquilo. Probé uno de los cheese cakes caseros que hacen allí y es altamente recomendable. En el exhibidor había otras tortas y también realizan pan casero.
La única contra es personal: Yo ya había almorzado, por ende, no pude hacer una degustación más amplia de lo que ofrecen.
Curiosidad: En el baño de caballeros hay un armario de madera bastante amplio (?).

Foto tomada por Mary, el bar visto desde afuera.

Puerto Pirata: Está ubicado en la zona de los bares de la calle Reconquista, en la esquina con Marcelo T. de Alvear. Con una ambientación de galeón y personal vestido ad hoc, resulta una interesante y económica opción para la tardecita, ya que ofrecen un happy hour de 2×1 en varios tragos y bebidas a precios bastante aceptables. Los mismos son ricos y suelen estar bien preparados.
La única contra es que si uno pide 2×1 de algo, los dos tragos salen juntos. O sea que si uno va con alguien, tiene que pensar en pedir algo que no le disguste al otro. O peor, si uno concurre solo, tiene que dejar que el segundo vaso pierda frío y se mate de risa mientras uno bebe el primero.

Antares: Este lugar sería como el bar oficial en Buenos Aires de la cervecería Antares, la clásica birra artesanal marplatense. Amplio, con altos techos y pantalla gigante, es una buena opción a cualquier hora. Por la semana, de 19 a 21 hay happy hour de 2×1. Lo más interesante es que las dos cervezas no necesariamente tienen que ser la misma, sino que uno puede elegir otra entre las siete variedades que ofrecen.
Nota curiosa: La parte de los lavabos de los baños es compartida entre hombres y mujeres, conformando un mega lavabo a la entrada de las puertas de cada sexo.
Recomendación especial: Probar las “papas fritas Antares”, riquísimas.

El Club de la Milanesa: En Gorriti al 5700 está este restaurant temático. No hace falta pensar mucho para darse cuenta de cuál es la especialidad del lugar. Milanesas de carne, de pollo, de soja… diferentes formas de comerlas. Las porciones son muy abundantes y vienen con guarnición de papas (fritas en diferentes opciones o en puré). No es caro y la atención es muy buena. Altamente recomendado para esas veces en que uno quiere darse una buena panzada.

Acá se ven dos medias milanesas: Una con camarones y otra
(que pedí yo) con panceta, cebolla y huevo.

Así que en suma, queridos lectores. Acá tienen para disfrutar.
¡Vermú con papas fritas y good show!