Tareas a realizar

… una vez que ya tenga Internechi de vuelta:

– Primero y principal, lo mas importante. Actualizar antivirus e instalar el firewall. Algo que todos deberían hacer. (En mi caso: AVG y Zone Alarm)
– Actualizar el buscador de spyware y otras cosas molestosas (Ad-Aware).
– Luego tareitas bloggeriles varias: Emprolijar el template de Fila Cero (Bragadiense premiado… mándeme el logo o habrá fusta!).
– Arreglar este template (se ve feo a 800×600).
– Luego, una vez satisfecho, instalar Ares y/o Emule.

En banda

Que bueno…
Hay buenas (o malas, depende de cómo se lo mire) noticias en el ambiente internético.
Para todos aquellos que pensaban que yo había pasado a la vida post-modem, les informo que dentro de unos días pasaré a tener nuevamente banda ancha.
Esta vez a 640 kb, una velocidad que no será supersónica, pero mas que interesante para bajar cositas y conectarse con el mundo.

Después no digan que no avisé.

Sobre el plagio original

Hace varios años, fuimos con mi viejo a una muestra sobre humor político en la dictadura que se hacía en la CTA.
El día de la inaguración, surgió la idea de hacer una charla la semana siguiente. Y así fue… Estaban muchos de los que exponían, como Cascioli, Meiji (quien nos había avisado de la muestra), Rep, etc.
La charla abarcó mucho mas de la temática de la expo. Se tocaron temas actuales (pleno auge del menemismo en su segundo gobierno, en ese entonces), temas económicos, etc.
Y surgió el tema de un dibujante en ascenso. Nada más ni nada menos que Nik. Acusándolo de chorro, ladrón, plagiador y una catarata de sinónimos similares. Hasta creo que fue Rep el que comentó que Rudy y Daniel Paz tenían una interesante colección de recortes que daban testimonio de que Nik “tomó prestadas” ideas de ellos.

En una vieja “Humor” apareció una nota denunciando las similitudes entre un dibujo de ellos y uno posterior de Nik, con aeroislas, presidentes riojanos jugando al golf, y varias similitudes.

Es conocido, también, que en muchas de las mesas redondas de humoristas, muchos condicionan su presencia a que Nik no esté entre los invitados.

Se dice por ahí que anduvo “buscando fuentes” en blogs y chistes gráficos publicados en Internet.

Pero lo de hace unas semanas ya es el colmo. Apareció en el suplemento “RADAR” de Pagina/12 y ahora lo traemos aquí.
Primero fue Mafalda, hace mas de 30 años y luego, la originalidad gaturrienta.

Dora, mi computita

Y bueno… Después de un par de semanas de lucha y abstinencia, mi PC ha vuelto a la vida.
Todo empezó cuando por extrañas razones, Windows se empezó a colgar al iniciarse.
Por fortuna, podía entrar en Modo Seguro (AKA “a prueba de fallos”), por lo que descarté todo lo que sea motherboard, memoria, disco rígido, etc. Mi bolsillo, suspiró aliviado.
Ahi fue que empecé a devorarme mucha documentación al respecto, sacada de las páginas de Microsoft (hay que reconocerlo, la gente de M$ tiene muy buena documentación online…) hasta foros, etc.
Todo me hacía sospechar que debía haber algún driver jodiendo por ahí. Quería volver para atrás en el tiempo, gracias al amigo restaurar sistema, pero no me dejaba ya que precisaba “un mínimo de 200 megas libres en el disco”. Empecé a borrar y liberar espacio a tontas y a locas hasta llegar a más de 400 megas y me seguía diciendo, el muy maldito, que quería en el C: “un mínimo de 200 megas libres en el disco”.

Y bueno… había otra opción. Recuperar Windows haciendo una “sobreinstalación”. Copio a otro lado Mis Documentos… Instalo el MozBackUp para backupear la info del Firefox y del Thunderbird… y a reinstalar.

Pongo CD de Windows XP, le doy las instrucciones para Reparar, y comienza a instalar y a instalar hasta que… a medio camino me pide… UN ARCHIVO QUE NO ENCONTRABA!!! Y la concha del mono! pensé…

¿Que hacer? Y bueno… ¡¡Y a la mierda todo!! dije… Y a reinstalar Windows de cero.
Una vez terminado el largo proceso de reinstalación carga Windows todo muy lindo.

En eso me dije… Bueno, pongámosle música al asunto. Largo un tema… y conecto los parlantes a la placa de sonido. AY!! Ese fue el momento de un COLGAZO TOTAL horrible, con pantalla azul con muchos mensajitos, bien feo.

“¡¡Maldito hardware!! Tú eres el culpable” pensaba. Así que la PCI 512 era la maldita responsable. Por suerte lo arreglé sin que la sangre llegue al río: Saqué la placa, reinicié Windows, volví a apagar, coloqué la placa nuevamente (en otro slot PCI), y luego voilá… Detectar nuevo hardware, blablabla…

Tarea cumplida.
Lo bueno de todo es que con el Windows todo recién reinstalado, hasta parece rápido y todo…