Detrás del volante

Y bajo a mil, por el camino del deshielo,
sin luces y sin freno, a mi lado el precipicio
La Renga

Los accidentes de tránsito son un tema de preocupación mundial. Mucho más en estos lares donde mueren miles de personas en accidentes, la mayoría a causa de la imprudencia, el descuido, la irresponsabilidad y/o la estupidez de las personas, y en donde el respeto a las leyes de tránsito a veces suele caer en el olvido.

En Uruguay también el tema causa preocupación y por eso, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas ha difundido una serie de cortos para concientizar sobre el tema, relacionando las muertes en accidentes de tránsito con las muertes a causa de accidentes naturales.

Son tres cortos donde, a través de una buena producción y efectos especiales, vemos a Montevideo asesiada por un terremoto, un tsunami y hasta una erupción volcánica.
Veamos los mismos:

 

Interesante campaña. A ver si acá comenzamos a hacer lo mismo.

Día de la música 2013

Y qué mejor manera de festejar el día de la música que con cinco temas musicales bien variados para el oído del caballero o la oreja de la dama.

Para arrancar un poco de blues en vivo, para levantar el viernes a todo ritmo, de la mano de Ana Popovic tocando “Soulfoul dress”

 

Una de las bandas más particulares que han surgido últimamente (aunque tienen como 10 años) en la escena nacional es Fútbol. Es un power trío que revierten el clásico esquema guitarra-bajo-batería por el de guitarra-violín-batería. A veces marcando el pulso de la música, otros acompañando la base, el violín aporta un matiz muy interesante.

 

Corría marzo de 1993 y me gané una entrada para ver a EMF, banda de moda en esos momentos, que en el marco de una gira internacional se presentaba en el viejo y querido Estadio Obras. Un estadio bastante vacío (tenía entradas para popular y terminamos todos en el “campo”), Martes Menta de banda soporte (el cual debe haber sido el momento musical más moderno de Ariel Minimal), versiones deformes, samplers, guitarras y mi primer pogo.

 

El Siempreterno podría entrar en el concepto de “súper banda”. Sergio Rotman (Cienfuegos, Los Fabulosos Cadillacs, Mimí Maura, Los Sedantes), Ariel Minimal (Pez, solista, trabajos con Flopa, Manza y Florencia Ruiz, sesionista de Litto Nebia, etc.), Mimí Maura (Mimí Maura, Los Sedantes), Fernando Ricciardi (Los Fabulosos Cadillacs, Mimí Maura, Cienfuegos, Día D) y El Ruso Sanchez (Los Sedantes) conforman este combo oscuro con mucha atmósfera cienfueguera. Aquí un tema de un show de La Trastienda en el que estuve presente, tema que se llama igual que la banda

 

Y ahora que se viene el Lollapalooza, para cerrar, una de las bandas que tocarán en dicho famoso megafestival de bandas alternativas, Arcade Fire.

Juega a ganar

Mientras en mi hogar yo estoy tomándole la mano a mi reluciente PlayStation 3 (regalo cumpleañero de Mi Esposa), Sony anda preparando los motores para sacar su nueva PS4, en medio de la guerra de las consolas de la nueva generación.

Para promoción, este entretenido spot donde damos un paseo por la evolución de las consolas de la afamada marca.

Miedo

Es sabido que desde hace varios años, los Simpsons ya no son lo eran (al igual que la vieja mula del viejo que bailaba en calzones).
Sin embargo, de vez en cuando sorprenden con alguna gran ocurrencia, aunque en la mayoría de dichas ocasiones, eso suele ocurrir a la hora de crear una apertura. Así se han visto intros sobre la evolución, sobre qué hay en la cabeza de Homero, o con referencias a hitos de la cultura popular, como la que se refería a Game of Thrones.

Ahora, lo hacen de nuevo. Abriendo el más reciente episodio especial de Halloween (también conocidos como Treehouse of horror), tenemos una interesante apertura que está a cargo, nada más ni nada menos, que del laureado director Guillermo del Toro, uno de los mejores del momento en lo que a cine fantástico se refiere.
La misma, está plagada de referencias. A cine de terror, a películas del mismo del Toro y a otros capítulos especiales de los Simpsons.

Tiempo de matar

Quedan sólo un par de capítulos (uno sólo, en realidad, en lo que respecta a su emisión), y es un momento ideal para decir dos o tres cositas de esta serie.
Una serie que, cuando me comentaron de ella, me enganché tanto que me ví las tres primeras temporadas (cada una de ellas cuenta con doce capítulos) en apenas 10 días.

Se trata de Dexter. ¿Y de qué la va esta serie? La misma se centra en Dexter Morgan, un forense que trabaja para la policía de Miami, cuya área de especialización es el análisis de las manchas de sangre. Tiene ese trabajo, tiene una hermana, una novia… y además, es un asesino serial.
Siendo un niño presenció cómo su madre biológica era asesinada por tres tipos de una forma sangrienta (la famosa motosierra) y luego estuvo tres días encerrado en el container donde sucedió el crimen, rodeado de sangre. Un oficial de policía lo rescató y luego lo adoptó.

Al tiempo, comienza a darse cuenta que Dexter no es un niño normal y que ha matado algunos animalitos, y que no pasará demasiado tiempo hasta que decida matar a un ser humano.
Por lo cual comienza a entrenarlo. Ya que no puede evitar sus impulsos le enseña a dirigirlos. Así, en la actualidad, sólo se dedica a matar a otros asesinos, muchos de ellos que se la ingenian para evitar la justicia. A esta forma de actuar la llama “el código de Harry”, en honor a su padre.

Así, han pasado ocho temporadas:

  • En la primera, mientras vamos conociendo a Dexter y a otros personajes, nos encontramos con un asesino serial que mata prostitutas y luego le seca la sangre de sus cuerpos. El asesino parece querer jugar con Dexter incitándolo a que descubra quién es.
  • En la segunda temporada, se descubre un montón de cadáveres cerca de la costa de Miami, en lo que la prensa llama “El asesino de la bahía”. La investigación muestra que todas las víctimas eran grandes criminales, dividiéndose la opinión pública con respecto al asesino, quien no es otro que Dexter, que intenta desviar la investigación. Mientras, por una serie de cosas, la novia de Dexter piensa que él está drogándose y lo manda a unas reuniones de Adictos Anónimos, donde su sponsor, una mujer llamada Lilah, se obsesionará con él.
  • Mientras se entera de que va a ser padre, en la tercera temporada Dexter en una “misión” asesina erróneamente al hermano de un policía. Mientras intenta cazar al verdadero asesino, traba amistad con el policía hermano del asesinado.
  • La cuarta temporada tiene a Dexter lidiando con el ser un padre reciente, a la vez que un nuevo asesino ha llegado a la ciudad, conocido como “Trinity” (interpretado por un genial John Litgow).
  • En la quinta, Dexter se enfrenta a una tragedia personal a la vez que ayuda a una joven a vengarse del grupo de hombres que la violó y que casi la asesinan.
  • La sexta temporada tiene a un asesino con obsesiones religiosas, encarnado por Edward James Olmos (de “Miami Vice” y la versión reimaginada de “Battlestar Galactica”).
  • En la séptima temporada vemos que Debra Morgan ha conocido uno de los más oscuros secretos de su hermano, a la vez que él conoce a una misteriosa y atractiva mujer que podría también ser una asesina.
  • En la octava temporada, Dexter conoce a una psicóloga quien se presenta como su “madre espiritual”, la que le enseño el código a Harry. Mientras, un reencuentro le está haciendo considerar su futuro a Dexter.

Una de las características de la serie es que solemos escuchar los pensamientos de Dexter Morgan. Lo que opina, lo que cree, cómo miente, e incluso cómo se miente a sí mismo al decir que no tiene sentimientos.

Aquí, uno de mis momentos favoritos. Dexter es invitado a hablar en una reunión de Narcóticos Anónimos, donde habla de su “pasajero oscuro”. Para los presentes, parecería que está hablando de su drogadicción cuando, en realidad, está hablando de su necesidad de matar.

Se viene "Agents of S.H.I.E.L.D."

El mundo geek está de parabienes con el próximo estreno (el mes que viene) de la serie “Agents of S.H.I.E.L.D.”
En esta última década hemos visto una seguidilla de films sobre superhéroes basados en los comics de Marvel, los cuales han desembocado en ese gran film del año pasado que fue “The Avengers”.

¿De qué la va la serie?
Como decíamos en la intro, la serie está basada en el “universo Avenger” y podríamos decir que sería un spin-off de las películas. Aquí, el agente Coulson recluta a un nuevo grupo de personas “con habilidades”. El trailer, a continuación:


El encargado de la serie es Joss Whedon, un capo en esto de escribir universos, y esta sería la oportunidad perfecta para que vuelva a tener un éxito en la TV, ya que a sus últimas producciones no les ha ido bien en la pantalla chica. No por su calidad, sino por tratar con ejecutivos estúpidos.
Tal vez lo recuerden por series como Buffy la cazavampiros (donde revertía el papel de la rubia que huía y era asesinada por los monstruos, convirtiéndola en la heroína); su spinoff, Angel, que relataba la historia de un vampiro con alma buscando la redención en las calles de Los Angeles; Firefly, una de las mejores series de ciencia ficción de la década pasada; o Dollhouse, donde un grupo de personas vivían con un estado mental casi infantil inducido, y cuando eran requeridos para ciertas misiones, en su cerebro les cargaban determinadas personalidades y capacidades.
Además, tiene un gran trabajo como guionista o como asesor de diálogos en muchas producciones, muchas de ellas no acreditadas.

Desde este humilde espacio, tenemos un par de sugerencias que me gustaría ver en esta prometedora serie:

– Apariciones estelares:
Siendo parte del universo cinematográfico de Marvel, sería bueno contar con algún cameo del inmenso casting que tuvo la serie. Obviamente, actores como Robert Downey Jr., Scarlett Johansson o Samuel Jackson tienen mucho trabajo y deben cobrar bastante, por lo que su participación elevaría mucho los costos del episodio. Pero actores que aún no cobran sueldos con tantos ceros, como por ejemplo Mark Ruffalo o Jeremy Renner, podrían ser aprovechados en algún capítulo especial (se me ocurre, por ejemplo, un final de alguna temporada) antes que su fama aumente.

– Expandir el universo
Whedon está frente al desafío de mostrar un universo previamente creado por otros. Sin embargo, es un universo para expandir mas allá de los comics originales, agregando más personajes, más misterios, profundidad.

– Mantener la calidad
Si hay algo que la historia televisiva nos enseño es que es más difícil hacer para este medio una producción de personas “con habilidades especiales” que en el cine.
“The 4400” empezó bien, pero luego comenzó a sumar altibajos. “No ordinary family” era un embole. Y “Heroes”, bueno… dejémoslo en palabras de Sheldon Cooper.


– Agente Maria Hill.
Según botonea Imdb, está anunciada al menos, para el episodio piloto. Y ahora que “How I met your mother” está por comenzar su última temporada, tal vez sea una buena idea traer a Cobie Smulders como invitada regular, o como parte del main cast.

– Traigan actores del universo de Whedon
Whedon siempre lo ha hecho. Actores que han ocupado papeles preponderantes en algunas de sus series han aparecido como secundarios, cameos o invitados en otras.
De hecho, en la lista de Imdb aparecen J. August Richards, quien interpretaba al cazador Gunn en “Angel”, y Ron Glass (el pastor Book, de “Firefly”).
Pero sería interesante ver desfilar en algún (o algunos) capítulos a Eliza Dushky, Alan Tudyk, Amy Acker o Alexis Denisof.

Mas allá de esto, la serie promete. Y confío que será una de las series del año.

Live is life

Si bien mientras uno se va poniendo viejo más grande disminuye la cantidad de recitales a los que suele ir, dejando un poco de lado esa faceta de “recitalero compulsivo” que alguna vez supo acuñar, me dí alguno que otro gustillo el año pasado.

Ya en febrero fuimos con Mi Esposa a ver a Within Temptation, la banda de metal gótico que se presentó en un colmadísimo El Teatro de Flores. Temas nuevos y viejos, en un show que valió la pena, con una más que interesante puesta en escena con pantallas que pasaban imágenes en todos los temas del show.
De muestra, el tema “Faster”, uno de los más rockeritos del show…

En marzo, tocó Roger Waters en Argentina. Gran show que acá se ha cubierto minuciosamente. Aviones que caen, paredes que se derrumban, sonido viniendo desde todas partes, etc…

El FestiPez también fue cubierto aquí, donde vimos al ahora reformulado power trío liderado por Ariel Minimal en uno de sus últimos shows con Pepo Limares en los teclados, junto a Fútbol y otras bandas.

Otro momento recitalero para el recuerdo fue el festival que contó con la presencia de Foo Fighters en River. En ese festival habían pasado varias bandas como Utopians, No Lo Soporto, Joan Jett y TV On The Radio. Estaba tocando Artic Monkeys cuando se largó un tormentón que hizo que muchos que estábamos en la popular buscáramos refugio en los pasillos del Monumental. Más tarde, cuando la banda de Dave Grohl estaba por salir, empezó a bajar la tormenta (la misma que hizo enormes daños en el conurbano). A los 10 minutos, paró la lluvia. “Dave Grohl es más groso que Storm, de los X-Men”, tweteé en aquella ocasión.
Y el show fue glorioso, con una lista de temas larguísima en la que no faltó casi nada, Grohl tocando la bata, el cover de In the flesh? de Pink Floyd, mosh pits a full en el campo y mucho más.

Y finalmente, en octubre tuvimos a Garbage, otra banda que estaba esperando desde hacía 17 añitos, tocando en un festival. Un show que originalmente iba a ser de una hora, terminó durando 45 minutos más de lo esperado con temas nuevos y los clásicos de siempre, más ese cierre mágico con “You look so fine”. Antes, Utopians, Macabees, Richard Coleman, Gossip y Best Coast.