La música

Hacía mucho, pero MUCHO tiempo que no poníamos un test en UMDH.
Y como parte de la campaña del regreso de esa tan querida sección (donde todo lector de este blog está invitado a jugar a dichos tests) empezamos con uno que es “¿Qué iPod sos?“, tratando de ver qué modelo del afamado reproductor portátil de música de Apple es uno.

Y el resultado fue que soy el “classic”, fiel modelo representativo de la marca. El más grande en tamaño, pero también el de más capacidad, y, además, el que tengo yo :), aquel que me gané una vez…

You Are iPod classic
You are a true music lover, and probably a true movie lover as well.
Your iPod doesn’t need all the bells and whistles. It needs a lot of storage.

You want to have your whole music library at your fingertips. You are an expert in choosing the right mood music.
It’s likely that your friends are always asking you for new playlists. You have great taste in music.

Ideas

Y otra vez vuelve a pasar…
Ya van dos veces en poco tiempo que mi mente cranea ideas interesantes para hacer un top 5, y antes de que lo haga, aparece un listado del mismo tipo en el portal de Rolling Stone edición argentina.
La primera vez fue con “canciones que no sabías que eran covers”, y ahora nuevamente con “películas que merecen una remake”.

¿Debería hacerlo igual? Por una parte, uno teme ser confundido con un émulo de Nik, copiando a diestra y siniestra. Por otro lado, reconozcámoslo, tampoco son top five demasiado originales.
Así, que, esperen novedades en estos días. Si alguien tiene sugerencias, bienvenido sea…

Actualizando

Disculpas a los pobres lectores asiduos y ocasionales de este simple blog por la poca cantidad de entradas en los últimos meses. Entre elecciones (¡dos en este año!), trabajo, actividades varias y preparativos para la boda (¡chan!) de la cual les hablaré pronto, estuve a las corridas y ping pongueando de un lado al otro.
Espero lenta y paulatinamente volver a la normalidad.
Perdón nuevamente por estas ausencias. Les prometo que lo voy a volver a hacer.

Hombre suburbano

La falta de actualización bloggera a veces te mata.
Lo que nos ocupa es lo siguiente: Estoy (estamos) en pleno proceso de mudanza. Ello conlleva varias etapas: la primera, ya superada, fue el armado previo incluyendo embalaje, tirada de cosas innecesarias, separación de cosas “donables”, etc. El sábado pasado se realizó la mudanza; y ahora uno se encuentra en plena etapa 2, que es la del reacomodamiento, búsqueda de “dónde puede ir tal cosa” y “creo que queda mejor acá”, más separaciones y tiradas, etc.
La movida me ha vuelto a ubicar nuevamente en los suburbios, en pleno centro de Beccar, con lo cual, en cierta forma podría decirse que vuelvo al barrio.
De momento en mi hogar estamos sin conexión a Internet, pero esperamos que el problema se solucionará a la brevedad.
Prometo suministrar más información en breve…