Guante blanco

¿Y ésto, don Mauricio Macri?

http://malditoentusiasta.com/2011/06/23/macri-nada-de-esto-fue-un-error/

Anuncios

Siempre en la pared

Ya habrán visto que estamos en pleno aluvión de visitas musicales. Que Axl Rose y su tributo a Guns N’ Roses titulado como la famosa banda, que tal vez Foo Fighters, que vuelve Pearl Jam, etc.
Entre tantos anuncios, se pondrán en venta próximamente las entradas para la visita de Roger Waters, en su tercera pasada por nuestras tierras.
En esta ocasión, presentará su show basado en The Wall, una de las obras más emblemáticas de Pink Floyd.
Así lo mostró La Nación:

Por lo visto, La Nación sigue colocando ladrillos en la pared dedicada a hacer un mural en honor a los periodistas y diseñadores que investigan bien antes de colocar una foto al azar encontrada en una búsqueda de Google.

Cenizas y diamantes

Hace cuatro  años y fracción, el tema de moda era hablar sobre la nevada que había caido ese 9 de julio tan particular sobre la ciudad de Buenos Aires.
Esa noche, las cosas se veían así:

Árboles en Plaza Castiglia, San Isidro.
Paso peatonal ferroviario

 

 

 

 

 

 

Obviamente, el hecho de una nevada sobre la Ciudad de Buenos Aires y sus alrededores, hizo que muchos recordáramos la historia de El Eternauta.
Por si algún lector ha estado viviendo dentro de un frasco de anchoas durante el último medio siglo, les comento: En dicha historia, una nevada mortal se abate sobre la Ciudad de Buenos Aires y un grupo de ciudadanos (“el mejor héroe, es el héroe en grupo” decía su autor) salía a hacerle frente a la amenaza que se cernía tras ella: una invasión extraterrestre. Se trata de una de las más importantes (sino la más grande) novelas gráficas de la Argentina.

Ahora, la noticia del momento, es la lluvia de cenizas, como consecuencia de la erupción de un volcán en Chile.
Y como antes la relación era con dicha historia, ahora podemos hacer el vínculo con Silent Hill.
¿Qué es Silent Hill? Se trata de una serie de videojuegos (fielmente llevados a la pantalla grande hace unos años) que transcurren principalmente en un pueblo llamado, justamente Silent Hill, donde una eterna lluvia de cenizas se abate sobre el poblado.

Así que si después se encuentran con enfermeras zombies, o con el mismísimo Cabeza de Pirámide, no se soprendan.