Series 2013 – Parte 2

Segunda parte del listado de las series nuevas que comenzaron el año pasado.

 

AGENTS OF S.H.I.E.L.D.
¿De qué trata? Es una ampliación del “Universo Cinematográfico de Marvel” (Avengers y sus héroes, Guardians of the Galaxy). Aquí nos muestra el mundo de, como dice la serie, aquellos “héroes que no son súper”. Dirigidos por el Agente Coulson (de quien iremos viendo por qué está vivo luego de los eventos en el film The Avengers), se embarcarán en diversas misiones donde se combinará acción, alta tecnología y cosas de otros mundos.
¿Y entonces? Partamos de un punto. Tal vez, “Agents of S.H.I.E.L.D.” no terminó siendo la serie ultramaravillosa que todo el mundo esperaba que fuese. Pero, asimismo, está lejos de ser la porquería que muchos desilusionados quieren endilgarle. Tuvo algunos desaciertos al principio y el intento de querer forzar la idea de una “química” entre Skye y Grant se veía, en mi opinión, muy apresurada y forzada;  pero con el correr del tiempo fueron subsanando esas cosas y buscando crear una historia que, entre capítulos autoconclusivos, se vaya desarrollando a lo largo de la temporada. Y Fitz-Simmons “rules” (tal vez donde más se note la influencia de Whedon, al hacer personajes geeks y/o abocados a la ciencia, muy queribles).

DEFIANCE
¿De qué trata? 
Mediados del siglo XXI. Han pasado varios años desde que distintas razas alienígenas, provenientes de otro sistema solar, se acercaran a la Tierra, cuya ecología fue drásticamente cambiada durante los enfrentamientos. La ciudad de Defiance es el primer lugar en donde los contendientes desafiaron (de ahí el nombre, je) la guerra y dejaron de luchar y, desde entonces, viven en una tensa calma. Allí llegan Nolan e Irisa y se verán involucrados en diversos eventos.
¿Y entonces? Una nueva (y buena) serie de ciencia ficción puebla la pantalla, combinando los subgéneros de “historias con aliens” y el post apocalipsis. Acción, algo de romance, buenas historias y, por sobre todo, personajes donde priman los antihéroes por sobre los típicos héroes.

SLEEPY HOLLOW
¿De qué trata? Ichabod Crane, luchó a muerte con el Jinete sin cabeza durante la guerra independentista, terminando con la caida de ambos y sus sangres entremezcladas. Ahora, en la Sleepy Hollow contemporánea, Ichabod vuelve a la vida para enfrentarse al Jinete y otras oscuridades varias, con la ayuda de una oficial de policía, a la vez que intenta saber qué ocurrió con su esposa.
¿Y entonces? Lo mejor de la serie es la combinación de elementos: un poco de comedia y un poco de drama; policial y una pizca de terror gótico; oscuridad y luz; etc. Otro acierto es el hecho de que no vemos a Ichabod soprendiéndose cada capítulo con algo nuevo del Siglo XXI, ya que, como bien sabemos, el ser humano tiene una capacidad de adaptación mayor a la que creemos. Sí lo vemos sorprendido con costumbres y usos, lo cual es más lógico. Queda por ver si en la segunda temporada logran ampliar el universo propio de la serie, su mitología, sin que eso derive en un gran pastiche (te estoy mirando a vos, “Lost Girl”) o, por el contrario, redunde en un mejor desarrollo de historias y personajes (hola, “Once upon a time”).

ALMOST HUMAN
¿De qué trata? En un futuro MUY cercano, la tecnología ha logrado, entre otras cosas, la inteligencia artificial. Un policía con poco apego a las reglas elige como compañero a un cyborg de una serie descontinuada debido a su capacidad de sentir y juntos, enfrentarán al crimen del futuro.
¿Y entonces? Otra serie de ciencia ficción y van… Su mayor acierto es que transcurre algo así como “15 minutos en el futuro”, permitiendo que gran parte de la tecnología y avances que vemos en la serie sea absolutamente creíble. Buenos casos e investigaciones, sólo resta desarrollar más la mitología. Escuché que la cadena arruinaseries Fox mandó desordenados algunos capítulos (al más puro estilo Firefly). 

Próximamente el top 3.

 

Anuncios

Series nuevas (1ra parte)

Como todos los años, nuevas series llegan a las pantallas de la TV. Algunas seguirán, otras serán canceladas por FOX, otras tal vez por otras cadenas… Mas allá de la suerte que les toque, siempre viene bien hacer un repaso por algunas de las que dijeron “Hola, qué tal, me presento…”.

Estos posts estarán dedicados a ello. Primero, mención para algunas series que, por la poca cantidad de capítulos que ví, no alcanzan para un ranking, listado o mención:

  • Dracula: La idea de mover al vampiro más famoso unos años y de hacer algo interesante con él, fue una tremenda decepción. Actores interesantes, vestuario y ambientación interesante, con un guión y una dirección que desaprovechaba todo. Ví un solo capítulo.
  • The originals: Spin off the “The vampire diaries”. Nunca me interesó la serie original, menos logró conmoverme este spinoff. También vi un solo capítulo y decidí no seguir.
  • House of cards: Una serie de la que se viene hablando mucho, con intrigas políticas de todo tipo y con actores reconocidos como Kevin Spacey y Robin Wright. Hasta el momento llegué a ver dos capítulos (sí, ando retrasado) y la serie pinta muy interesante.
  • Hemlock Grove: Al igual que House Of Cards, también fue lanzada por Netflix. Aquí lo que impera es el terror, de la mano de un sangriento asesinato en un pueblo donde hay muchos secretos. Con un capítulo visto hasta el momento, también promete.

Vamos ahora a lo visto. Obviamente, habrá algunos spoilers.

Once upon a time in Wonderland: Otro spinoff, en este caso de la disfrutable “Once upon a time”. Al igual que su serie originaria, combina personajes de cuentos infantiles entremezclados (aunque en este caso, como su nombre lo sugiere, principalmente de la saga de Alicia de Lewis Carroll), personajes inventados ad hoc y narrativa que combina el presente de la serie con flashbacks a lo Lost. El problema de esta serie es que todo lo que hicieron bien con OUAT, acá lo hicieron mal. Malos que son un cliché, historias poco interesantes,  personajes que poco nos importan… en suma, quédense con la historia original.

The following: Esta serie con Kevin Bacon comenzó con una buena premisa, con un asesino en serie que a través de internet crea una legión de seguidores, gracias a lo cual consigue escapar de prisión y, por otra parte, el equipo encargado de buscarlo. El problema de la serie fue aproximadamente a los 2/3 de la serie, donde cayó en un pozo creativo en el momento en que el asesino (encarnado por un muy correcto James Purefoy) comienza a obsesionarse con su ex esposa, dejando otras temáticas detrás. El final de temporada, de todas maneras, estuvo a la altura de las circunstancias.

The tomorrow people: Nueva serie sobre un tema que siempre vuelve, el de las personas con poderes especiales. Esta remake de una serie inglesa de la década de 1970 se centra en un joven llamado Stephen, quien descubre que tiene capacidades especiales y es contactado por un grupo de gente que comparte las mismas, a la vez que son perseguidos y cazados por una organización secreta que busca ponerle coto/fin a estas personas, ante el temor de lo que pueden llegar a hacer. Si les resulta conocido el planteo, están en lo cierto. El problema que tuvo esta serie es con la mitad de los 14 episodios emitidos hasta ahora, donde la historia no convencía, pero tampoco era mala, se mantenía en ese punto medio de “y… zafa”. Luego, comenzó a levantar, centrando también las historias en los periféricos, haciendo al villano principal más carismático y con un par de revelaciones en los capítulos mas recientes que no vale la pena spoilear.

Under the dome: Esta serie está basada en la novela homónima de Stephen King y trata de un pueblo de Maine (¿dónde más, tratándose de King?) que un día queda misteriosamente aislado del resto del mundo cuando aparece una cúpula rodeando al mismo. Nada puede entrar, nada puede salir. Mientras el pánico comienza a apoderarse de los ciudadanos, otros intentan aprovechar la oportunidad para obtener su pedazo de poder. Buenos actores, trama interesante, aunque la novela es mucho más oscura. Muchísimo. Ya les contaré.

Seguimos en otro post…

 

El cuarteto de ellos

Viernes 31 de enero, día de mucho calor bajo el sol y a la sombra también. En dicho marco, la banda uruguaya El Cuarteto de Nos se presentaba en Groove, reducto de Palermo allí donde hace varios años estaba una bailanta (por suerte el dueño nunca afirmó “Le ganamos un lugar a la cumbia”, lo que daría lugar a un incómodo deja vu).

Luego de una espera un poco larga, arrancaron a las 21 con “El hijo de Hernández” y el público estaba alucinadísimo, cantando tan alto que hasta por momentos se escuchaba más alto que las voces de los músicos.

El recital, de hora y media clavada, se centró básicamente en los últimos tres discos, “Raro”, “Bipolar” y “Porfiado”, los cuales conforman, según la banda, una trilogía. Así fueron pasando diferentes temas y climas, como “Ya no sé qué hacer conmigo”“Así soy yo”“Cuando sea grande” y “Bipolar”. Hubo incluso un momento cuasi tranquilo, donde el agite se calmó un poco (ojo, un poco dije), con los temas “Todos pasan por mi rancho”“Mi lista negra”.

Cerca del cierre, “Miguel gritar” y, a continuación, “Verano del 92″ cerraron la parte “oficial” de  la lista.
Dos minutos y vuelta a salir a los bises, con “Buen día, Benito” y el hit “Yendo a la casa de Damián”, el que los llevó a la masividad luego de dos décadas de carrera.

Luego, salida de la banda, y el público que pide una más. Y el cierre fue con esa canción de amor a uno mismo que es “Me amo” y la promesa de que para mayo, se viene un show en el Teatro Gran Rex.

 

He aquí para todos, la lista de temas:

 

Detrás del volante

Y bajo a mil, por el camino del deshielo,
sin luces y sin freno, a mi lado el precipicio
La Renga

Los accidentes de tránsito son un tema de preocupación mundial. Mucho más en estos lares donde mueren miles de personas en accidentes, la mayoría a causa de la imprudencia, el descuido, la irresponsabilidad y/o la estupidez de las personas, y en donde el respeto a las leyes de tránsito a veces suele caer en el olvido.

En Uruguay también el tema causa preocupación y por eso, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas ha difundido una serie de cortos para concientizar sobre el tema, relacionando las muertes en accidentes de tránsito con las muertes a causa de accidentes naturales.

Son tres cortos donde, a través de una buena producción y efectos especiales, vemos a Montevideo asesiada por un terremoto, un tsunami y hasta una erupción volcánica.
Veamos los mismos:

 

Interesante campaña. A ver si acá comenzamos a hacer lo mismo.

Día de la música 2013

Y qué mejor manera de festejar el día de la música que con cinco temas musicales bien variados para el oído del caballero o la oreja de la dama.

Para arrancar un poco de blues en vivo, para levantar el viernes a todo ritmo, de la mano de Ana Popovic tocando “Soulfoul dress”

 

Una de las bandas más particulares que han surgido últimamente (aunque tienen como 10 años) en la escena nacional es Fútbol. Es un power trío que revierten el clásico esquema guitarra-bajo-batería por el de guitarra-violín-batería. A veces marcando el pulso de la música, otros acompañando la base, el violín aporta un matiz muy interesante.

 

Corría marzo de 1993 y me gané una entrada para ver a EMF, banda de moda en esos momentos, que en el marco de una gira internacional se presentaba en el viejo y querido Estadio Obras. Un estadio bastante vacío (tenía entradas para popular y terminamos todos en el “campo”), Martes Menta de banda soporte (el cual debe haber sido el momento musical más moderno de Ariel Minimal), versiones deformes, samplers, guitarras y mi primer pogo.

 

El Siempreterno podría entrar en el concepto de “súper banda”. Sergio Rotman (Cienfuegos, Los Fabulosos Cadillacs, Mimí Maura, Los Sedantes), Ariel Minimal (Pez, solista, trabajos con Flopa, Manza y Florencia Ruiz, sesionista de Litto Nebia, etc.), Mimí Maura (Mimí Maura, Los Sedantes), Fernando Ricciardi (Los Fabulosos Cadillacs, Mimí Maura, Cienfuegos, Día D) y El Ruso Sanchez (Los Sedantes) conforman este combo oscuro con mucha atmósfera cienfueguera. Aquí un tema de un show de La Trastienda en el que estuve presente, tema que se llama igual que la banda

 

Y ahora que se viene el Lollapalooza, para cerrar, una de las bandas que tocarán en dicho famoso megafestival de bandas alternativas, Arcade Fire.

Fulbo

En la página de Foursquare encontré esta joyita imperdible que funciona a muchos niveles:

ScreenShot048

O sea, la persona si es tan fanática de River Plate al menos debería saber (se supone) cómo se escribe el nombre del club de sus amores.

Especialmente cuando está escrito correctamente en el nombre de la venue…

Llegó el Cafe Tacuba

Porque Rubén Albarrán se la pasa sonriendo cuando escuchan los cantitos del público presente. Porque cuando dicen alguna frase que puede pecar de demagogia, en ellos te la creés un poquito más. Porque es fácilmente deducible que aún con 25 años de carrera, ellos la pasan muy bien arriba del escenario. Porque los he visto en lugares y situaciones diferentes (teatros, festivales, estadios, recintos recitaleros) y en cada uno de ellos parecieran ser la banda idónea para el sitio. O, porque sencillamente, hacía mucho tiempo que no veía a esta banda, una de las mejores del rock latino, tocando en vivo.

Sí, señores. Cafe Tacuba se presentó el 29 de octubre en La Trastienda, tocando durante dos horas y cuarto para 800 personas que no pararon de cantar, saltar y aplaudir durante los aproximadamente 30 temas  que tocaron.

Luego de arrancar con Pájaros El baile y el salón (un tema nuevo y un clásico), le metieron enseguida dos hitazos, así de entrada, como Cómo te extraño (gran versión de un tema de Leo Dan) e Ingrata.

Así, se dan el lujo durante el concierto de hacer de todo. Tocar parte de El objeto antes llamado disco, que era justamente el material que estaban presentando, recorrer su vasta discografía, y hasta tocar el riff de Walk on the wild side, homenajeando a Lou Reed.

Y así, van tocando un tema tras otro, enganchándolos incluso como con Seguir siendoTengo todo (enganchadas al igual que en el disco Sino) y La 2, instrumental que fue coreado por todos los presentes.

Mientras se acerca el cierre, viene la infaltable coreo de Déjate caer, el slang del DF en Chilanga banda y para coronar, Volcán, del último disco.

Salen a arrancar los bises, aun resta bastante. Casi que más que bises es como una segunda parte del show. Luego de EresAprovéchate (dos temas con el tecladista Meme al frente) llega Esa noche  y luego de ese manto de tranquilidad, el pogo se enciende con El fin de la infancia.

Suben chicas del público a bailar en La chica banda, viene María (o va), viajamos en El metro, nos tomamos algo en el Bar Tacuba y, para el cierre, una puñalada con El puñal y el corazón.

La verdad, se los extrañaba.