Cafe Tacuba insiste (¡por suerte!)

A pocos meses de su anterior presentación en Buenos Aires, el cuarteto (¿o quinteto?) Cafe Tacuba vuelve a pisar suelo argentino. En esta ocasión, presentando su nuevo disco Sino, que fuera elegido por este servidor como uno de los mejores discos del año.
A continuación, luego del salto, un resumen de lo que pasó en el Gran Rex el pasado viernes 22 de febrero. Show visto desde cerquita: fila 12…


No llegamos a ver el corto set de Rosal, apenas oimos unos escasos 15 segundos cuando estábamos ingresando a la sala, así que no emitiré opinión sobre el mismo.

Alrededor de las 21:45 salió al escenario la banda mexicana conformada por Rubén Albarrán en voz, Joselo en guitarra, Quique Rangel en bajo y Emmanuel del Real en teclados, más el agregado de “Children” Ledesma en batería. Arrancaron con “Seguir siendo” al que le pegaron enseguida “Tengo todo”, tal cual empieza el último disco. Para el cuarto tema, todo el público del Teatro Gran Rex (colmado en un, digamos, 90 por ciento) estaba de pie bailando y cantando las irresistibles canciones tacubas.

El show abarcó momentos de toda la carrera de la banda, desde viejitos como “La chica banda” o “Alármala de tos” hasta temas de Cuatro Caminos como “Eo” o “Mediodía”. La nueva producción obviamente también fue mostrada, como temas como “53100”, “Volver a comenzar” o “Esta vez”.

Hubo un momento de unos silbidos cuando Albarrán comenzó una dedicatoria a “la gente de Argentina, de Chile, de Uruguay, de los Estados Unidos…”. Luego agregó: “Una cosa es la gente y otra son los que los gobiernan”.

Cerca del final, Albarrán salió con su clásica máscara de gallo para interpretar “Déjate caer”, donde al final del tema los cuatro músicos realizan su clásica coreografía al mejor estilo boy band.

Pero aún faltaba bastante para llegar al final. Seguían pasando los temas: Así “El outsider” se enamoraba a primera vista en “El baile y el salón”, diciéndole ´todo lo que tú “Eres”para luego sentir tristeza gracias a “El puñal y el corazón”, diciéndole a “María”… simplemente “Cómo te extraño”.

Fueron dos horas y monedas de un show impecable desde el punto de vista musical y con una escenografía simple pero eficaz: Medio escenario con una pantalla con LEDs, la otra parte, con unas barras horizontales que daban efectos lumínicos.

Esperemos que esta saludable costumbre de los shows tacubos se siga repitiendo, porque realmente vale la pena.

Romero is back

George Romero insiste, lo cual no deja de ser algo especialmente bueno.
Después de la poco apreciada (injustamente, en mi opinión) Land of the dead en donde combinaba crítica social y política, la historia de Diary of the dead nos devuelve a lo que sería el “Día 1” de la epidemia zombie.
Un grupo de estudiantes de cine está realizando un film de terror y es ahí cuando empiezan a observar que los muertos vuelven a la vida. Esa es la trama de la quinta incursión de Romero en el mundo de los no muertos. Se estrena dentro de poco en las salas locales, así que pueden preparándose para una dosis de hemoglobina en celuloide.

Aquí hay algunas fotos y el trailer de la película.

Musical geek

Mi uso de palabras relacionadas con un lenguaje más geek no cubre únicamente el mundo de la computación, sino que por lo visto, también se expande a otros universos.

El viernes pasado estábamos cenando con una amiga en el “Medio y Medio” de San Telmo y le mostré un mail que tenía almacenado en mi carpeta de “Drafts”, para recabar una opinión femenina sobre el contenido del mismo (no estaba con laptop ni nada semejante, copié de puño y letra el mail en un papel).
Antes de mostrárselo, aclaro, en una muestra de geekismo musical:

“Eso sí, esto vendría a ser el demo. Está casi listo, pero falta agregarle la outro“(*).

Oh, sí, lo mío es un viaje de ida…

(*) Outro: Se le suele llamar así a la parte final de una composición musical. Serían esos arreglitos que nos indican que la misma está finalizando.

Insistentes

Después de tanto tiempo, parece que la gente de “El Diario” de Villa María (Córdoba) insiste.
Ahora, la publicidad contextual de gmail ha hecho que aparezca este avisito:

Algún día comentaré en detalle las aventuras que vivimos con Mordi en esta localidad cordobesa, en la que el diario de dicha ciudad juega un papel importante.
Y para colmo de males, este chivo insiste en que no nos olvidemos.

Delicias

He recorrido varios lugares gastronómicos en estos últimos tiempos. Diferentes lugares, en diferentes zonas, con diferentes propuestas.
Aquí un pequeño recorrido por cuatro lugares donde poder cenar/almorzar.
Expandan la nota y lean…


El Living: Ubicado en Marcelo T. de Alvear al 1500, es un bar-pub decorado con cómodos sillones y mesas bajas (y claro, el nombre “El Living” no fue porque sí). Los jueves suelen realizarse cenas por $30, que incluyen aperitivo, plato principal, bebida y postre. La atención es buena y los tragos están bien preparados. Y además, suelen pasar videos de clásicos de los ´80 y los ´90 en pantalla gigante, matizados con alguno que otro artista contemporáneo. Aparte, he ido en fin de semana y puede encontrarse fácilmente lugar donde sentarse.
(Eso sí, si algún día llevo a alguna muchacha que me interese, seguramente el lugar va a estar lleno de personas hasta la escalera de acceso, y para colmo en la pantalla serán emitidos únicamente videos de La 25, Pier, y otros pseudo grupejos)

Campo di Fiore: El lugar está en Venezuela al 1400, en una esquina donde confluyen varios restaurantes pertenecientes a los mismos dueños. Como cualquiera que se detenga cinco segundos a observar el nombre puede deducir, la especialidad de este lugar es la comida italiana. Las pastas son exquisitas, con mucha reminiscencia a lo casero, y los precios son muy accesibles. Una recomendación que probé el otro día: los ñoquis a la romana. Son unos ñoquis “así” de grandes, con una salsa con queso derretido, nuez moscada y otras cosas ricas que los rodean. A veces puede llenarse de gente, aunque yo fui un viernes a la noche (luego de ver a Pez) y conseguí lugar sin esperar. Si uno va en auto, a media cuadra hay un estacionamiento perteneciente al complejo de restaurantes separados. Previo sellado al salir del lugar, no paga el mismo.

San Pedro: Alguna vez había ido hace un par de años a este lugar de Monte Castro, en Alvarez Jonte al 5000, cuando el hijo de quien era mi novia en ese entonces tenía los ensayos de la obra del jardín a un par de cuadras. Debido a que la semana pasada estuve en auto, me fui hacia la zona oeste de la Capital y paseando caímos por las cercanías del lugar, así que recalamos a deglutir una pizzita. Recuerdo que también hacían ricas minutas y las porciones eran abundantes. Si un día andan por la zona, o tienen muchas ganas de pasear, pueden darse una vuelta.

Il Novo María Luján: Y la excursión gastronómica nos ha llevado a la otra punta. Aquí estamos ahora en la zona de los pubs y restaurantes de Tigre, en aquellos ubicados por la zona del Paseo Victorica. Si uno circula por dicho paseo en dirección sur-norte, va a observar que es el único de la zona que está ubicado sobre la derecha, exactamente sobre el 611, cuando deja de ser boulevard. Cuenta también con estacionamiento exclusivo del tipo “presente su sello y lo dejamos salir”. Los platos también son ricos, aunque no tanto para justificar algunos de sus precios. Creo que en ese aspecto son algo excesivos, especialmente si comparamos con el anteriormente nombrado “Campo…”, donde hay mejores precios y mejores platos.

 

Factor RH

La otra vez hablaba con alguien, comentando sobre la película “El gran truco” – The Prestige (Si no la viste, andá YA al videoclub a alquilarla, es excelente) acerca de las dos protagonistas femeninas de la película.
Por un lado está la hoy en boga Scarlet Johansson, haciendo el papel de la ayudante de uno de los dos magos. Por el otro, Rebecca Hall, haciendo de la esposa del personaje interpretado por Christian Bale.

Y qué querés que te diga… Todo bien con Scarlet, lindo papel, es muy linda… pero a mí, al menos en ese film, me pareció muchísimo mas atractiva Rebecca Hall. Y además no es la típica belleza hollywoodense que tanto cansa a veces, sino es la clase de belleza que a mí me gusta, esa que escapa a los estándares. Me compró con su sonrisa y su capacidad actoral y me dije “¿Quién es esta muchacha?” (Gracias, Imdb).

Esperemos verla en más papeles, que no tiene una vasta filmografía.