Complicaciones exageradas

Mientras se prepara un evento, llegan muchos mails. Entre ellos, los relacionados con pedidos de quienes se van a presentar en el mismo.
Me avisan si puedo abrir uno de ellos, ya que había llegado en ¡formato Corel! O sea, un mail con una lista de pedidos, nos llegó en el formato de un programa que prácticamente usan sólo aquellos que se dedican al diseño gráfico. Y que, además, no es el más utilizado, ya que hoy en día está mas popularizado el Adobe Illustrator.
Lo abro, para copiar el texto en un formato más amigable y, por sobre todo más lógico: un Word. Y ahí me encuentro con la sorpresa de que no podía separar el texto, porque ¡era una imagen escaneada!

Mi deducción fue que le dieron a alguien el listado en una hoja impresa y, en lugar de retipearlo, esta persona se dedicó a:
– Escanear la imagen y guardarla.
– Abrir Corel Draw.
– Importar la imagen y rotarla 90 grados para que se pueda leer.

Digo yo, ¿no era más fácil tipearlo de nuevo?

A algunos les gusta la difícil y molesta, por lo visto.

Anuncios

Verdades a medias

Un buen titular sirve para captar la atención de los lectores hacia un artículo en un medio gráfico, televisivo o de internet.
El problema es cuando los medios se abusan de esta herramienta y terminan contando en los títulos verdades a medias. O sea, lisa y llanamente, una desinformación. Luego, en la nota, se aclaran las cosas, pero de todas maneras, es una práctica sucia.

Para un ejemplo ideal de esta práctica tenemos a un viejo cliente de la sección Nada se pierde, la web Minuto Uno.
Veamos el titular que apareció en la main page de la web hace unos días:

Acá vemos, al lado de la noticia de Drad Mar I, el link a una nota ideal para escandalizar a más de un mojigato y encender la llama de todo amante de los escándalos… “Ex chica DIsney puso su cuerpo para que otros…”. Abajo continúa la bajada, donde dice que fue fotografiada en topless mientras otras personas (una de ellas, otra muchacha, en una supuesta actitud lésbica) tomaban merca de su cuerpo.
Pasemos a la nota, entonces…

Nuevamente vemos la misma foto de antes (con tetas photoshoppeadas y todo), mucho humo, cocaína, chicas con poca ropa, y todo el escándalo…
Y ya en la nota se aclara… ¡Es una escena de una película! “. “Spring breakers” es el título del film que esta chica Selena Gómez está haciendo junto a Vanessa Hudgens (otra descendiente de la factoría Disney) y otra muchacha que no sabemos quién diantres es…

Desinforma, desinforma, que algo quedará…

Hay una guerra

Reconozco que, por momentos, soy un poco (o bastante) “talibán de la ortografía”.

Aunque, claro, cuando uno está corrigiendo un videotexto y ve que ahí, bailando entre las palabras aparece la palabra “páz” (así, con tilde) suelta y sin pedido de captura, a uno se le va, precisamente, lo pacifista. Y ahí es cuando empieza a desear juicio y castigo consistente en tipear enciclopedias con una vieja Olivetti.

Una más y…

Como viene siendo costumbre desde hace un tiempo, Patricio Fontanet vuelve a ser noticia por causas que van mas allá de la música que intenta hacer. Como si a casi 8 años de Cromagnon la memoria pareciera no existir, este muchacho volvió a hacer de las suyas, tocando para 3000 personas en un lugar que en teoría, estaba habilitado para 1500.

Es incomprensible además el hecho de que la policía se haya visto “desbordada” y que a la Municipalidad de Paraná “le hicieran caso omiso” los organizadores del evento. Si así fue, quiero creer que el recinto ya está clausurado por tiempo indefinido.

Mas allá de esas culpas, es inadmisible que un tipo como Pato Fontanet no intente hacer algo para cambiar la realidad de los lugares donde tocan las bandas, especialmente luego de la tragedia en la que su ex banda se vio envuelta.

Ocho años y casi 200 muertes después, el tipo pareciera haberse desentendido del tema. Se han realizado constantes volantes, haciendo referencias veladas a censura, cuando siempre pudieron decir lo que quisieran. Hicieron varios shows cuando mientras tanto, otras bandas la remaban duro contra la corriente para encontrar lugares dónde tocar. Hicieron la promoción de un show caracterizando las promos como si de carátulas judiciales se tratara. Luego de una convocatoria a declarar, dijeron que no estaban “psicológicamente preparados” para responder preguntas.
¿Seguimos nombrando?

Ahora, con este nuevo proyecto, Fontanet vuelve a hablar de justicia desde el nombre de la banda, “Casi Justicia Social”, nombre cuyas siglas evocan el acrónimo de su ex banda.

No voy a decir que es un asesino y es el máximo culpable de lo acaecido en la trágica noche de diciembre de 2004, pero si que él y sus compañeros de banda tienen mucha responsabilidad.

Mientras, los fans lo siguen defendiendo a capa y espada. Aunque, con el “caso Vázquez” muchos seguidores seguían hablando de la teoría del accidente, en la ocasión en que murió a causa de quemaduras la esposa del batero.

Señor Fontanet: media pila, dedíquese al hogar.