Ausencias

Si ven poca actividad en este espacio en estos últimos tiempos, se debe a la fatalidad de nuestros elementos cotidiandos.
En estos últimos meses han muerto en cumplimiento del deber un motherboard y dos pendrives (en uno de los cuales tenía varias ideas para postear).
De a poco volveremos a la vida.

Anuncios

Demoliendo hoteles (crónicas mendocinas)

A veces, ir a determinado hotel u alojamiento sin saber mucho del mismo, puede ser una lotería.
Uno puede encontrarse con el mejor lugar del mundo, una plétora de placeres, rodeado de (según el gusto de cada uno) curvilíneas mujeres y/o esbeltos hombres, donde semiesclavos te sirven uvas en la boca e incluso, por un mecanismo de lectura de mentes, la canilla de la ducha se abre automáticamente en la combinación exacta de las aperturas frío/caliente para nuestra temperatura ideal de baño. O también puede encontrarse con sitios donde pareciera que el Riachuelo es un lugar deseable en comparación, donde nuevas formas de vida surgen diariamente entre la basura que pulula por el sitio, y hasta sería menos riesgoso para la vida ir al Overlook Hotel o a pasear por Silent Hill.

En el medio, un amplio espectro de posibilidades.

Todo esto viene a colación de lo que nos pasó cuando con Mi Esposa estuvimos recientemente por Mendoza, para asistir a un casamiento y de paso quedarnos unos días más recorriendo la zona.
Obviamente, cuando mucha gente con conocidos en común asiste a tierras lejanas, es bueno coordinar un lugar que sea accesible económicamente y que quede bien ubicado. Así, la agasajada encontró un hostel a buen precio, que desde la recepción se veía lindo y que además, quedaba a la vuelta de su propia casa. Hicimos la reserva y aguardamos el día. Llegamos tarde a la noche a la ciudad de Mendoza (el avión salió con un par de horas de retraso desde Aeroparque) y fuimos en taxi raudamente al sitio. Llegamos, vimos que efectivamente su recepción prometía un lugar acogedor, y nos registramos en dicho sitio, Life House Hostel.

Dicen que si estás alojado mucho tiempo, te podés convertir en una nueva criatura.

El problema vino cuando nos abrieron la habitación. Ni bien entramos un olor a HUMEDAD impresionante. Y estamos hablando de Mendoza, un lugar que no se caracteriza particularmente por ser húmedo. La bañadera tenía moho, el placard de un tamaño microscópico, una sola mesa de luz, un único enchufe… en fin, un asco. Dejamos las valijas, fuimos a cenar y al regreso, nos fuimos a la miércoles. A la vuelta a Baires, llenamos páginas de Trip Advisor y Foursquare “anti recomendando” el hostel.
El sábado hubo un asado previo a la fiesta de casamiento y uno de los temas que dominaron la cena, fue el hostel infame.

Volviendo al tema principal, al salir de la cena fuimos por varios lados hasta que recalamos en un pequeño hotelito a metros del hostel, “Hotel Mayo”, y allí fue donde nos dirigimos. El único gran inconveniente fue la habitación pequeña y una ducha mucho (pero mucho) más pequeña aún. Como ventaja, la cama era comodísima. Te tirabas y te torrabas.
De todas maneras, al día siguiente fuimos por información sobre excursiones a la oficina de turismo y de paso les contamos nuestro periplo. Nos comentaron que, efectivamente, había muchos malos comentarios sobre Life House, y que, si bien era bueno, el precio de donde estábamos era un poco caro para un hotel de una estrella en temporada baja. Y nos dijeron que hay hostels donde por el mismo precio, se ofrecían departamentos privados, dando como ejemplo uno a dos cuadras de donde nos habíamos alojados.

Y así llegamos al Hostel Puertas del Sol. En realidad, estábamos a una cuadra del mismo, en departamentos monoambientes dependientes del mismo. Luminosos, lindos… el único problema, la suciedad. Llegamos el domingo a la mañana y recién el martes fueron a limpiar. Un día se llevaron una olla “porque estaba sucia” y no la repusieron. Ese día habíamos llegado a la medianoche muertos de hambre prestos a comer un arrocito y tuvimos que volver al mismo hostel a manguear algo para calentarlo.

La cosa finalmente tuvo un final feliz cuando logramos enganchar al dueño del lugar, quien pidió disculpas, nos hizo un descuentito y nos invitó a un desayuno en un bar de la zona.

La música

Hacía mucho, pero MUCHO tiempo que no poníamos un test en UMDH.
Y como parte de la campaña del regreso de esa tan querida sección (donde todo lector de este blog está invitado a jugar a dichos tests) empezamos con uno que es “¿Qué iPod sos?“, tratando de ver qué modelo del afamado reproductor portátil de música de Apple es uno.

Y el resultado fue que soy el “classic”, fiel modelo representativo de la marca. El más grande en tamaño, pero también el de más capacidad, y, además, el que tengo yo :), aquel que me gané una vez…

You Are iPod classic
You are a true music lover, and probably a true movie lover as well.
Your iPod doesn’t need all the bells and whistles. It needs a lot of storage.

You want to have your whole music library at your fingertips. You are an expert in choosing the right mood music.
It’s likely that your friends are always asking you for new playlists. You have great taste in music.

Vuelve Lara

La E3 es la exposición de videojuegos más importante de este lado de la galaxia. Todo lo nuevo, lo que va a salir, lo que se está preparando, lo que se está imaginando y tal vez nunca salga. Todo pasa por acá. Mientras algunos mortales deseamos estar allí, van saliendo algunas novedades…

Lara Croft, la protagonista de la saga de videojuegos Tomb Raider, vuelve con todo, por lo visto.
Luego de varias secuelas, malas y buenas, y dos películas protagonizadas por Angelina Jolie, los desarrolladores han decidido agarrar el mazo y barajar de nuevo.
O un “reboot”, palabra tan en boga en estos tiempos.
Ya hay un trailer, donde vemos lo que parece ser un título más que interesante. Una protagonista más real, si quiere decirse, en donde las tetas de Lara Croft pasan a un segundo plano, es lo primero que nos encontramos. Más vulnerable se la ve además, acá sufre de lo lindo.
Acá está el videíto que anticipa lo que se viene:

 Linda pinta. Aunque, eso sí, probablemente requiera una máquina que tenga también linda pinta.

Estar Guors

Algo ha pasado en La Nación que ahora parece que quieren escribir los nombres ingleses “como suenan”.
En esta nota, hay una foto de Seth Green difrazado de Chewbacca, junto a dos pulposas señoritas.

A nuestro peludo luchador de las guerras intergalácticas, le pusieron a lo bruto “chubaca” (¡y encima en minúscula!).
Siguiendo con la ingesta de carbón en estado líquido, podrían inventar los siguientes personajes:
– Master Lloda.
– Luc Escaiwoker.
– Jan Solo.
– Méis Windu
y así ad infinitum.

Cuidado con caer en la trampa de las malas traducciones…