Adiós General

A lo largo de los 8 años y medio que lleva este blog online, hemos escrito varios artículos en homenaje a gente reconocida y querida que ha fallecido.
El dilema es… ¿qué escribir cuando el que parte es una persona no grata? ¿Vale la pena gastar tinta o, en este caso, teclado y energía eléctrica en dedicarle unas líneas?
Todo esto viene a colación del reciente fallecimiento del dictador y ex presidente de facto Videla, quien murió en prisión y no indultado como en algún momento todos pensamos que lamentablemente iba a quedar.

Gran asesino de la historia de nuestro país, condujo sus destinos en los primeros años del gobierno de facto que tomó el poder en marzo del 76. Durante su conducción se produjeron gran cantidad de secuestros y desapariciones masivas, vuelos de la muerte, torturas, censura, robo de bebés y muchas cosas más de semejante calaña.
Algunos argumentan que había dos líneas en la dictadura, una más dura y otra más blanda, a la cual en teoría pertenecía Videla, y que supuestamente éste no estaba muy al tanto de las atrocidades que cometían sus subordinados. Pobrecitos, me hace acordar a algunas de las líneas del negacionismo del Holocausto, que afirmaban lo mismo sobre Hitler. Claro, dos pobres pichones con un país (o más de uno en el caso del último) a su disposición y ellos ni enterados de los desmanes que se cometían…

Pero retrocediendo al nudo de la cuestión, alguna vez leí que no estaba tan mal sentir alegría por la muerte de un hijo de puta, ya que uno también siente pena cuando muere alguien admirado y que hizo cosas destacables en su campo.
Tal vez en cierto punto tiene razón, pero… ¿hay alegría completa?

Por un lado, falleció en la cárcel, sitio del que nunca debería haber salido. Y esa es la cuestión. Luego de los juicios durante el alfonsinismo, gracias a los cuales fue condenado, salió en libertad durante el menemato. Cuando volvió a prisión, fue un acto de cierta justicia. Aunque la verdadera justicia hubiera sido que pase en prisión todo el tiempo que le correspondía, sin esos añitos que estuvo caminando por la calle (“Videla puede caminar a tu lado / aunque te hagas el disimulado” cantaban Todos Tus Muertos a mediados de los ’90).

Ojalá que el karma sea justo. Si hay infierno, que sea el peor círculo de todos. Si hay reencarnación, que vuelva en forma de algún bicho (no una cucaracha, porque éstas viven mucho).

Anuncios

Por suerte nació acá

Hoy se cumple un año de la muerte de uno de los más grandes músicos que hayan pasado por este lugar: el Flaco Spinetta.
Recuerdo bien cómo me enteré de su fallecimiento. Estábamos en el auto, con Mi Mujer, volviendo del centro. A la ida estaba yo escuchando “Gente sexy” en la Rock & Pop, con un interesantísimo reportaje a Daniel Melero. A la vuelta, ya finalizado el programa, veníamos oyendo FM Blue. Y al rato, en el camino, fue cuando lo anunciaron. Ese día muchas radios y canales de TV comenzaron a pasar toneladas de material del Flaco, aún muchas que hasta horas antes lo ignoraban a la hora de hablar de grandes artistas.

También recuerdo cuando me compré (¡en cassette!) aquel CD de fines de los ’80, “Tester de violencia”. Aquel disco tenía “La bengala perdida”, una canción sobre las barras bravas que lamentablemente, no deja de tener vigencia. También contenía “El mono tremendo”, un rock furioso que contenía en su estribillo el coro de un grupo de niños, entre los que estaban los propios hijos de Luis Alberto. Años después, uno de ellos, formaría parte de “una bandita” de rap llamada Illya Kuriaky & The Valderramas.

Y cómo olvidar todas las formaciones por las que pasó el flaco. Almendra, Pescado Rabioso, Spinetta Jade, Los Socios del Desierto. Y una gran cantidad de material solista, obviamente.

“Artaud” se lanzó hace 40 años y sigue siendo una de las obras más importantes de la música popular de nuestro pais. Grandes canciones, como la inoxidable “Cantata de puentes amarillos”, donde apostaba firme a aquello de que ‘nunca voy a decir que todo tiempo pasado fue mejor, mañana es mejor’.

Tampoco vamos a dejar de pasar por alto su preocupación. Desde la mencionada bengala perdida hasta su colaboración con los familiares de la tragedia de Ecos, luchando por mayor seguridad vial. A donde iba, solía llevar la remera de Conduciendo a Conciencia. Incluso cuando a fines de 2011 hizo una carta pública hablando sobre su cáncer, le recordó a la gente con motivo de las fiestas que si iban a beber, no conduzcan.

Su bajo (casi bajísimo perfil) es también digno de destacar. Incluso se las ingenió para mantenerlo en un momento de mayor exposición. Me refiero a cuando estuvo en pareja con Carolina Peleritti, modelo en auge en esos tiempos. Incluso, en cierta ocasión que andaban cerca suyo las revistas del corazón, se colgó un cartel que decía “LES BASURA DAÑA LA SALUD. LEA LIBROS”. Y hablando del romance del Flaco y la exótica modelo, cómo olvidar el video de “Cheques“, donde en un surrealista vagón de subterráneo, la muchacha se paseaba en baby doll.

Tuvo algunos hits, si bien siempre renegó de algunos de ellos. “Muchacha ojos de papel” es el que primero viene a la mente. También, durante los ’90, lanzó el otro tema que logró llegar al mainstream musical: “Seguir viviendo sin tu amor“, bella canción apoyada sobre un lindo riff de guitarra.

Por algún lado tengo un autógrafo, firmado en ocasión de un recital allá por el ’89/’90 en la rotonda de Acassuso. Lo escanearé y publicaré por aquí en otra ocasión.

Y podemos seguir enumerando anécdotas, videoclips surrealistas, discos y canciones, recitales, etc.

Creo que si Spinetta hubiera nacido y desarrollado su carrera musical en Inglaterra o Estados Unidos, hoy probablemente estaría considerado a la altura de otros grandes como Lennon, McCartney, Lou Reed, Jagger… Por suerte, nació acá.

No me verás en el subte

“Es de la ciudad”…
“Es de la Nación”…

Qué lindo sería que Mauri y Cris dejen de pasarse la pelota jugando al “tomala vos”, y hagan algo juntos para mejorar el servicio. Si lo hicieran, también mejorarían sus respectivas imágenes, el país, y hasta ellos mismos.

Medios locos

A raíz de un comentario de la periodista Marcela Pacheco en Facebook, le dejé este comentario que, un poco exagerado, refleja un poco la polarización de los medios hoy en día:

El programa de Lanata y 678 son muy parecidos. Ambos manipulan la información haciendo ver, por un lado, que este es un vergel florido donde todo es paz y amor y Cristina anda besando bebés y regalando cachorritos; el otro, muestra que este es un infierno lleno de azufre y lava, donde todo es odio y destrucción, y Cristina anda escupiendo en ojos ajenos y regalando paco a los bebés.

Y esto no es sólo responsabilidad del gobierno, o de los medios oficialistas. Los medios opositores también hacen lo suyo.
No olvidemos que una verdadera oposición no sólo critica lo que está mal (que lo hay, y bastante) sino también debe comentar aquello que está bien hecho (que lo hay, y bastante).

Una más y…

Como viene siendo costumbre desde hace un tiempo, Patricio Fontanet vuelve a ser noticia por causas que van mas allá de la música que intenta hacer. Como si a casi 8 años de Cromagnon la memoria pareciera no existir, este muchacho volvió a hacer de las suyas, tocando para 3000 personas en un lugar que en teoría, estaba habilitado para 1500.

Es incomprensible además el hecho de que la policía se haya visto “desbordada” y que a la Municipalidad de Paraná “le hicieran caso omiso” los organizadores del evento. Si así fue, quiero creer que el recinto ya está clausurado por tiempo indefinido.

Mas allá de esas culpas, es inadmisible que un tipo como Pato Fontanet no intente hacer algo para cambiar la realidad de los lugares donde tocan las bandas, especialmente luego de la tragedia en la que su ex banda se vio envuelta.

Ocho años y casi 200 muertes después, el tipo pareciera haberse desentendido del tema. Se han realizado constantes volantes, haciendo referencias veladas a censura, cuando siempre pudieron decir lo que quisieran. Hicieron varios shows cuando mientras tanto, otras bandas la remaban duro contra la corriente para encontrar lugares dónde tocar. Hicieron la promoción de un show caracterizando las promos como si de carátulas judiciales se tratara. Luego de una convocatoria a declarar, dijeron que no estaban “psicológicamente preparados” para responder preguntas.
¿Seguimos nombrando?

Ahora, con este nuevo proyecto, Fontanet vuelve a hablar de justicia desde el nombre de la banda, “Casi Justicia Social”, nombre cuyas siglas evocan el acrónimo de su ex banda.

No voy a decir que es un asesino y es el máximo culpable de lo acaecido en la trágica noche de diciembre de 2004, pero si que él y sus compañeros de banda tienen mucha responsabilidad.

Mientras, los fans lo siguen defendiendo a capa y espada. Aunque, con el “caso Vázquez” muchos seguidores seguían hablando de la teoría del accidente, en la ocasión en que murió a causa de quemaduras la esposa del batero.

Señor Fontanet: media pila, dedíquese al hogar.

Fuck you

Este es un post con “lenguaje soez”. Así que si a ud. le molesta, puede seguir navegando las miles de páginas que internet le ofrece.

Y es que sólo queda decir “Váyanse todos al carajo”. No queda más que agregar luego de la tragedia ferroviaria acaecida hace dos días en la estación Once. Por si alguien lee esto desde afuera del país no se enteró, les comento: Miércoles 22, 8 y pico de la mañana (hora pico, piquísima). Tren que llega a la estación terminal Once, desde la zona oeste. Tren que como de costumbre, viene cargadísimo, con gente colgando de donde puede. El tren no se detiene y se estrella contra el final de la vía, dejando 51 muertos y más de 600 heridos.

Por eso, justamente por eso, que se vayan todos a cagar.

Que se maten los dueños de TBA, esos hermanitos que no invirtieron un peso en aquello que debería invertirse, y por eso los viejos vagones no tienen dos pesos destinados a su mantenimiento.
Que se deje de joder el gobierno, luego de tantos anuncios y nuevos anuncios del soterramiento del Sarmiento. Ni un pocito se ha realizado. Nada que apunte a que haya menos cruces ferroviarios y por ende, tiempo entre formaciones. Además, ¿no es hora de alguna declaración emitida “desde arriba”, aunque sea un simple mensaje de empatía?
A la mierda Schiavi, sobre todo. A las pocas horas de ocurrida la tragedia, salió a defender lo indefendible, con excusas y dando cátedra sobre cómo ser el Capitán Obviedad. Lo peor, cuando habló de que si hubiese ocurrido el día anterior (feriado), las consecuencias hubieran sido menores. Schiavi, te recibiste de hijo de puta.
Que se vayan a cagar los “padres de Cromañón”. Siete años pasaron, y Mitre sigue (seguía) cortada, con la excusa de honrar la memoria de los chicos que murieron. Todo bien, a mí que he sido un gran habitué de recitales, me jodió terriblemente lo ocurrido en diciembre de 2004, y en este blog hemos hablado muchísimo del tema, y de las responsabilidades de los mismos Callejeros. Pero, volviendo al tema central, si Mitre hubiera estado abierta, este miércoles las ambulancias no tendrían que haber tenido que hacer un rodeo de varias cuadras para llegar al lugar del desastre. ¿Había que esperar un desastre para reabrir la calle?
A la mierda Macri. No tuvo responsabilidad directa en el accidente, pero una orden judicial de hace más de dos años había ordenado reabrir el tránsito de Mitre. ¿Por qué no la hizo cumplir?
Y por sobre todo, váyanse bien a la mierda todos aquellos, políticos de todas las ideologías, sindicalistas, etc. que van a querer hacer lucro político con las muertes.

Que no se repita. Pero más que ello, que no ocurra.