El baile y el salón

Hacía años que no iba a bailar. Yo iba mucho de adolescente a los boliches de la zona norte: Boxer principalmente, he ido a Cocodrile (posteriormente llamado Touch 380), Le Soir, Harvard… Me cansé, y el cansancio sumado a una renovación de influencias musicales, me alejaron de las pistas por un buen tiempo. Así terminé yendo aproximadamente una vez por lustro.
Además, todos los que me conocen saben que soy una persona muy musical, y que prefiero ver una banda en vivo que bailar en un boliche. No me atrae demasiado la “onda boliche”,  no es que me disguste bailar.

Pero este sábado, volví a rememorar aquellos tiempos. Y por fortuna, para “cuando pinte”, encontré la pista ideal para uno.
El lugar está en Nuñez, frente a la cancha de River, funciona allí desde hace décadas y luego de pasadas las décadas del ’70 y del ’80 su temporizador quedó clavado allí.
El nombre del lugar es “Club 74”, y su dirección es Figueroa Alcorta 7474 (ahora tienen un claro indicio de en qué se basaron para colocar el nombre al boliche).

¿Qué hay adentro? Básicamente música de las décadas antedichas, principalmente disco y funk, algo de Erasure o New Order para matizar… Lo más moderno que sonó creo que fue Technotronic.
Y lo más grosso: Una pista al estilo bien setentoso, que incluye parte de las luces del film “Fiebre de sábado por la noche”.
Lugar ideal para pendeviejos como uno…

Justicia

Mientras algunos jueces hacen justicia, algunos acérrimos seguidores siguen defendiendo lo indefendible con excusas absurdas.
A esta altura cuesta creer que lo ocurrido a la esposa del baterista de Callejeros haya sido un simple accidente. Especialmente si tomamos en cuenta las declaraciones difíciles de creer de abogados que afirman que “confundió una botella de alcohol con una con agua, y luego sin querer se quemó con un cigarrillo”.

Mientras, en foros y sectores de comentarios de diarios online, algunos siguen con su cruzada pro-Callejeros.
Que creas que no tienen responsabilidad con lo de Cromagnon… podemos discutirlo, yo creo que tienen parte de la responsabilidad y que es injusto que el único que pagó el pato haya sido el manager (de hecho, ya se ha comentado ampliamente sobre el tema en este blog)… Pero es algo discutible. Ahora, que seas fanático no implica que creas la historia oficial y compres la misma.

Para muestra, basta un botón:

 
 

El doble de trabajo

Hay personas que les gusta la difícil. Y hay personas que les gusta la difícil pero de formas absurdas e innecesarias. Y en la vida uno se entera de gente que les gusta militar en estas filas.
Por ejemplo, qué se puede decir de una persona que para mandar un curriculum por mail hace lo siguiente: Prepara el curriculum tipeándolo meticulosamente en Word. Luego, lo imprime. Agarra dicha impresión, y escanea las hojas del mismo, en modo gráfico (JPG). Finalmente, decide mandar como archivo adjunto dichos escaneos.

En fin…