Complicaciones exageradas

Mientras se prepara un evento, llegan muchos mails. Entre ellos, los relacionados con pedidos de quienes se van a presentar en el mismo.
Me avisan si puedo abrir uno de ellos, ya que había llegado en ¡formato Corel! O sea, un mail con una lista de pedidos, nos llegó en el formato de un programa que prácticamente usan sólo aquellos que se dedican al diseño gráfico. Y que, además, no es el más utilizado, ya que hoy en día está mas popularizado el Adobe Illustrator.
Lo abro, para copiar el texto en un formato más amigable y, por sobre todo más lógico: un Word. Y ahí me encuentro con la sorpresa de que no podía separar el texto, porque ¡era una imagen escaneada!

Mi deducción fue que le dieron a alguien el listado en una hoja impresa y, en lugar de retipearlo, esta persona se dedicó a:
– Escanear la imagen y guardarla.
– Abrir Corel Draw.
– Importar la imagen y rotarla 90 grados para que se pueda leer.

Digo yo, ¿no era más fácil tipearlo de nuevo?

A algunos les gusta la difícil y molesta, por lo visto.

Anuncios

Siglas

Evidentemente, alguien en La Nación confundió el hecho de que las siglas suelen estar formadas -al menos, en la mayoría de los casos- por la primera letra de las palabras que conforman la misma, con la primera letra de las siglas.
Si los USB fueran conocidos por la primera letra de sus siglas, se llamarían “U”.

Greenpeace debería hacer algo para que no se extingan los correctores.

Palabras

A veces algún editor o redactor queriendo hacer algún más o menos ingenioso juego de palabras. En otras ocasiones, es casualidad pero quedan las palabras justas. Pero, en ocasiones, algunos titulares provocan juegos de palabras que son bastante curiosos.
El resultado es aun más peculiar cuando se combinan palabras en titulares relacionados con la crisis.

Aquí tenemos, por ejemplo, un titular aparecido en La Nación hace ya algunos años.

¿La agarran? Baja la venta de autos usados, o sea, “se frena” la misma. O, como dice en la bajada, sufre una “desaceleración”.
Sí, se merece un tatata-plash (drum fill!), un cuac! o cualquier onomatopeya que denoste chiste malo…

Fuente: psicofx

Durante un tiempo, las aguas se mantuvieron relativamente calmas hasta que no hace demasiado tiempo, esto aconteció:

Aquí, el gran problema es que los permisos de obra para construcción “caen”. Y eso que no pusieron “se derrumban”.
También uno puede pensar en otros titulares que sigan con la misma onda:
  • Crisis: Las funerarias, de luto.
  • Preocupación en el gremio panadero. “Estamos al horno”, dijo un representante.
  • Las empresas de iluminación buscan la luz al final del túnel.
  • La crisis golpea en la educación. Sus representantes, buscan darle una lección a los responsables.
  • Crisis en la industria farmacéutica: la recesión ya no tiene remedio.
(y siguen las firmas).