Proyecto del "canon"

Y en el post recomendado de esta semana, tenemos uno que habla sobre las contradicciones y metidas de pata que esconde el proyecto del “canon”. ¿Qué es ésto? Un proyecto de ley que propone gravar todo aquello que es destinable a grabar y/o reproducir material. O sea, yo compro por ejemplo un DVD virgen y ya pago ese impuestito para compensar a las empresas que perderán millones de dólares debido a que pirateo material bajado de internet.

En suma, ya se considera que eso que compro lo uso para cometer un supuesto delito, aún antes de que el mismo ocurra. Aunque el DVD lo use para archivos personales, o como frisbee…

Lean la nota aquí.

Anuncios

La objetividad al palo

Sabemos que el pasquín “El Cronista Comercial” pertenece al colo. Sabemos que De Narvaez es una figura de la oposición. Sabemos que le fue bien en las elecciones gracias a chistes estúpidos del tipo “Alica” “¡Alicate!” que hacía su imitador en el programejo de Tinelli. Sabemos también, que le gusta mucho el poder. Sabemos cuánto le gusta hacer campaña anticipada.
Sabemos muchas cosas.

En su diario, los viernes se edita un suplemento originalmente llamado Weekend. Cuando uno se encuentra con un suplemento de diario con ese nombre, se hace la idea de que es algo para leer relajado, para hojear tranquilo el fin de semana, mientras desayuna con más tiempo, o para llevarse al toilette y hojear mientras uno le devuelve al mundo lo que el mundo le ha dado.

¿A qué viene todo ésto?
A que en la tapa de la última edición de dicho suplemento, tres de cuatro titulares vienen cargados de fuerte tinte político. No sólo criticando al gobierno (hablando del rey de la soja o de los que darán el portazo K, sino hasta Carrió recibe los dardos de quien dejó sin empleo a los trabajadores de Casa TIA.

En comparación, “La Nación” pareciera ser más oficialista que Canal 7.

Cartel FAQ

En el último verano, estuve paseando por la ciudad de Carlos Paz. En una de las incursiones, terminamos comiendo en un lugarcito al costado de la ruta, lugar chiquito con pocas mesas donde comimos bárbaro y nos atendieron de lujo. En el lugar se venden además diversas artesanías y productos regionales, lo que es el principal propósito del lugar (el restaurancito vino después).

Para ahorrar preguntas a todos los que pasan, pusieron este simpático cartel que viene a oficiar de una especie de FAQ (Frequently Asked Questions – Preguntas frecuentes).

Nuevo TV

Al fin he cambiado el televisor.
Yo ya tenía uno, pero estaba más que baqueteado. Además tiene un par de historias que algunos lectores conocen, aunque no puedo hacer públicas por eso de la ley de los 6 grados de separación. Aparte, con una amiga teníamos el mismo modelo de televisor y a los dos nos faltaba el panel frontal, así que nos recordábamos las diversas funciones.
Hace cosa de un año y pico empezó a ser presa de extraños fenómenos. Se arregló, pero quedó ad eternum una pequeña línea negra en la parte de abajo de la pantalla. Era imperceptible, no llegaba a un centímetro, pero ahí estaba.
Pero, lenta e impercetiblemente iba creciendo. En los últimos tiempos ya impedía la correcta visualización de muchos subtítulos, algunos hasta los daba vuelta. Había unos tres dedos de negrura y un dedo aproximadamente en que por momentos se invertía dicho sector de la imagen. El tubo estaba en camino al cementerio y nada podía hacerse al respecto.
Así que me decidí.
Hace un par de semanas fui a un afamado shopping center de la zona norte, decidido a llevarme un tele nuevo. Nos encontramos con María de BA Foodies, quien se iba a comprar un nuevo horno para su hogar.
Grande fue mi desilusión al ver la limitada cantidad de cosas que vendían en el Jumbo (único lugar donde podía comprar con crédito, gracias a la tarjeta MAS).
Mirando, consultando, comparando al final me llevé uno. El bonus track fue que el remise no me cobró el extra por llevar el aparato como si fuese un pasajero, lo cual no era gran diferencia pero siempre ayuda.
El nuevo receptor de imágenes televisivas es un lindo Samsung de 21 pulgadas, que es este que se ve aquí:

Queda por resolver algún día el tema de la antena, pero eso es otro cantar…