Hoy

Feliz día… ¡Animales!

Anuncios

Conexión simpsónica (nuevo capítulo)

Siguen las conexiones con Los Simpsons, en una red de curiosas y extrañas coincidencias.

Están dando, ahora mismo, el capítulo “El limón de Troya” (“Lemon of Troy”, donde Bart, junto a unos compañeros de escuela van a Shelbiville a recuperar el famoso limonero que ha dado sustento económico a generaciones de chicos.

Mientras lo veía, estaba comiendo milanesas. A mí me gusta ponerles limón a las mismas. Entonces aquí viene la coincidencia del día… Mientras le echaba ácido cítrico a la milanesa, escucho al niño de Shelbiville gritar “¡¡Oh, me echó ácido cítrico en el ojo!!“.

Tal vez haya nuevas conexiones en el futuro…

Curso web

Hola, bienvenidos al curso de diseño de páginas web.
En la clase de hoy veremos.. “Cómo NO diseñar una página”.

Para saber lo que no hay que hacer a la hora de hacer un web site, pueden dirigirse al sitio web de la Dirección De Rentas de la Provincia de Buenos Aires y divertirse viendo cosas como:

– Mala combinación de colores
– Las subpáginas tienen diferente diseño y diferente color
– Página totalmente confusa, con demasiada información amontonada.
– ¿Para qué poner un dibujo de fondo si no se nota cuál es el mismo?
Y por sobre todas las cosas…
– Ya que es tan molesta para encontrar algo… ¿POR QUÉ NO DICE EN NINGÚN LADO NADA SOBRE BUSCAR?

Esperando ser útil a la población, nos veremos en la próxima clase.

las cinco del viernes – 22/04/05

Nueva entrega de las cinco del viernes

1) ¿Te levantas al primer toque del despertador? ¿O eres de los que apagan el snooze una y otra vez?
2) ¿Desayunas antes de salir de casa, o prefieres dedicar esos preciosos minutos extra a dormir?
3) ¿Te echas una siesta al mediodía?¿Te gustaría pero no puedes?¿O tienes una incapacidad fisiológica (como yo) para ello?
4) Si sales de marcha, y te vas a dormir muy tarde (pongamos a las siete de la mañana), puedes dormir ocho horas seguidas (o más)?
5) Por la noche ¿es un placer meterse en la cama, o alargas la velada hasta la madrugada, aunque tengas que ir a trabajar/estudiar al día siguiente?

1) No tengo snooze así que me despierto al primer toque.
2) No suelo desayunar. Esos preciosos minutos los aprovecho o para ducharme o para afeitarme, o si no, hecho una rápida mirada a los mails.
3) No puedo… al mediodía estoy trabajando!! A la tarde tampoco suelo dormir siesta, a menos que tenga mucho pero mucho pero mucho sueño. Puedo si a veces tirarme a hacer un poco de fiaca.
4) Si, totalmente. ¿Por qué no?
5) Siempre es un placer meterse en la cama. Incluso si uno se queda afuera de la misma viendo TV o con la PC o estudiando o cómo sea.

Juntas

Hoy se cumplen 20 años de un acontecimiento histórico. Hace 20 años, comenzaba el Juicio a las Juntas. Aquellos quienes habí­an dirigido sangrientamente el destino del paí­s en el oscuro perí­odo 1976-1983 eran juzgados por su criminal accionar.

Tal vez el Juicio no haya sido todo lo ideal que se esperaba. De hecho, creo que hubo un par que luego del juicio y posterior sentencia lograron zafar y volvieron a sus casas, con su mejor cara de “No me arrepiento de nada”.

Pero, a pesar de todas las fallas que pudo haber tenido, fue algo importantí­simo. Un acontecimiento que sentarí­a precedente, a manera de ejemplo para las futuras generaciones de aquí­ y de otros lados también.

Yo era muy pendejo en esos tiempos, pero muchos de los adultos seguramente sabí­an que estaban viviendo un momento muy importante de la historia. Algo de esos momentos comenta Martí­n Granovsky en un artí­culo del Página/12 de hoy.

Después vendrí­an puntos finales y obediencias debidas, que harí­an que muchos que ocupaban cargos de menor rango no recibieran su justa condena. Hace unos años, hablaba con un compañero de la facultad, fanático alfonsinista él (hasta tení­a en el comedor un retrato de Alfonsí­n en un portarretrato… todo un personaje, mi compañero), quien me decí­a que cuando el ex-presidente firmó el punto final, tení­a virtualmente una pistola en la cabeza. Pero… ¿qué polí­tico de rango no le ha ocurrido lo mismo aunque sea en un par de ocasiones?

Años después, “Carlitos el Famoso” decretarí­a los indultos y estos proyectos de personas verí­an la calle nuevamente.

Pero no todo está perdido. Gracias a las Juntas, muchos se enteraron de las cosas que intuí­an o sospechaban. Muchos se dieron cuenta que el “algo habá hecho” era una excusa falaz. Y que, en caso de que “algo haya hecho”, para eso sirven los juicios, para juzgarlos y condenarlos en caso de ser culpables.

Ha pasado el tiempo y años después, la historia continúa. A Scilingo le dictaron en España una condena de 600 y pico de años de prisión. Se siguen realizando escraches para que la gente sepa que hay un asesino viviendo ahí­ nomás, a metros de la casa de uno. De cuando en cuando, alguien le da un buen puñetazo a Astiz. Muchos fueron juzgados por delitos relacionados a la apropiación de niños y bebés.

No todo está perdido.