The calculation

En un reciente artículo, Podeti hablaba sobre las “habilidades” que uno puede practicar como usuario habitual del transporte público.

Con respecto a ellas, el “ubiquing” puede ser la que menos práctica requiere. Sin embargo, tiene sus vericuetos. Especialmente en el subte, donde los modelos de vagones (al menos acá en Buenos Aires) difieren según la línea e incluso, líneas como la “C”, tienen 2 ó 3 tipos de trenes diferentes.
Sí es útil lo que podríamos llamar el “ubiquing inverso”, que es el calcular en qué vagón y/o puerta ubicarse para que, al bajar, uno esté lo más cerca posible de la escalera mecánica.

El “chaining” es más complicado, hace falta un timing impresionante, por no decir un ojete a prueba de todo en muchas ocasiones. Sin embargo, a veces funciona. Incluso mejor de lo esperado.
Eso fue lo que pasó un día en que viajando en la línea 65, estaba por bajar para hacer combinación con el 168 para volver al bajo de San Isidro, donde vivía en aquellos tiempos. Ya estaba dirigiéndome raudo a la puerta para descender, cuando veo por el enorme ventanal trasero del bondi que a unos metros atrás se acercaba un 168. Yo, temeroso de perderlo, especialmente teniendo en cuenta que al oscurecer, la frecuencia de esta última línea es bastante azarosa (de día, a veces también).
Dicho esto, empecé a hacerle señales con la perdida esperanza de que el chofer me viera y que además, pudiera comprender que mis gesticulaciones querían indicar algo así como “Quiero bajarme de este bondi en la parada y tomar el tuyo, porque no quiero esperar una eternidad”.
Milagrosamente, funcionó. El señor cientosesentayochero asintió con la cabeza, y en un rápido “chaining” me bajé de uno y en un periquete ya estaba viajando en el otro.

Lo que se dice una verdadera coordinación.

Anuncios

Alguien debia decirlo…

Denle una leída a este artículo de Podeti.

Después de leerlo, he confirmado lo que ya venía pensando desde hace bastante. Peña está MUY sobrevalorado.

Yo, por mi parte, tengo pensado algún día comprar un par de negros, cuidarlos, criarlos y malcriarlos, buscar una buena capataz para los casos en que no pueda estar presente y, por sobre todo, ser un buen amo.
Además, soy de esos blancos que tienen un negro interior.

Personal Fest up and down

Top five de los mejores y peores momentos del Personal Fest del sábado…

En el Top 5 o Bottom Five o como diría Podeti, el Dardo Emponzoñado con el Curare de la Desdicha:

– ¿Cuál es la idea de proponer un “meeting point” para el festival, si una vez finalizaod el mismo, te hacían salir por otro lado que no pasaba ni de cerca por dicho sector?
– En el show de The Mars Volta, la parte en que el cantante mordía parte de la escenografía, estuvo un poco de más.
– Me gustaría saber quién fue el que sugirió que en el puesto de comida orgánica, la lista de precios esté justo donde se colocaba la gente a esperar su pedido, haciendo bastante dificultosa la lectura de los mismos.
– Vi dos o tres temas de Coiffer y la verdad, sonaba algo lánguido con una onda “Palermo indie pero sin ganas”.
– Me habían hablado bastante y muy bien de Kaiser Chiefs. Sin embargo, no me movilizaron, salvo un par de estribillos pegadizos. Demasiada demagogia forzada que no se complementaba con canciones recordables.

Ahora, el top five de los mejores momentos, AKA “el carameluchi de felicidad”…

– Salí a tomar aire y recuperar fuerzas luego de Mars Volta, asi que no pude escuchar mucho de Bloc Parti. Mientras hacía la cola para el puesto de comida orgánica escuché algo y sonaba más que bien. Habrá que darles otra oportunidad.
– Más allá de la ensalada de escenografía de parte del cantante Fredric Bixler-Zavala, el show de Mars Volta fue impresionante. 50 minutos de zapadas lisérgicas y distorsionadas, a un promedio de 10 minutos por tema. Párrafo aparte para el baterista. Un monstruo.
– Muy lindo el puesto de comida orgánica anteriormente nombrado, donde aproveché para picas unas papas con una mayonesa vegetal y un sanguchito de vegetales con salsa de tomate.
– La entrada, a pesar de todos los puestos de control, fue rápida. Más allá de que a veces parecían pecar de impacientes, se ingresó rápido y en poco tiempo estuvimos adentro.
– R.E.M. Sin palabras. Lo de ellos fue maravilloso, mágico, emotivo, y muchos más calificativos. Pronto crónicas mas detalladas. Espero que vuelvan pronto.

Chiste de actualidad

Al mejor estilo de Podeti, un rápido chiste de actualidad nacional realizado en 5 minutos. Este chiste transcurre, digamos, en “un futuro cercano”.
Todo dibujado a mano (sí, dibujo muy mal) salvo la firma d´autore.

Aclaré que el de la izquierda es Cobos, ya que hasta hace unas 15 horas el tipo se había mantenido escondido hasta que sacó su as que tenía escondido en la manga. Tiene un traje que está lleno de remiendos e hilachas, con un par de moscas alrededor.

Hay un par de detalles en el background como los carteles de la carnicería y la verdulería, sin olvidar una campaña política cuyo cartel no se puede ver completo, pero parece proponer a una tal “CAR..” a la presidencia, a alguien apellidado “DE ANG…” como vice y a alguien que dice llamarse “BULL…” en el cargo de “lo que sea”.

Espero que les guste tanto como me gustó a mí hacerlo… (ah, bue…)