Rey o reina

Este domingo se estrena (¡al fin!) la tercera temporada de “Game of thrones”, y acá la veremos vía HBO en directo, o en su gestor de descargas favorito en diferido.

Para ir calentando los motores, un trailer donde se ve más de lo que se viene, con dragones, la Khalesi, espadas, muertos vivos, y muchas cosas más…

Boleto de empeño

Hurgando en la memoria (bah… el disco rígido de la PC) encontré esta joyita del diario La Nación publicada alrededor de un año atrás…

En esos tiempos estaba en auge el debate sobre la tarjeta SUBE, aquella que permite viajar con un crédito precargado en subtes, trenes y bondis de la Capital y el conurbano. Obviamente, en esta ocasión como en muchas otras, se sumaron al debate los ultraopositores y los ultraoficialistas, en aquel interminable debate de que TODO lo que hace el gobienro es pésimo o excelente, según quién sea el que ejerce el comentario. Los medios de comunicación también se suman a esta dicotomía, siendo los más claros ejemplos de ambas puntas Clarín y Página/12, respectivamente.

Es curioso cómo cambian las opiniones cuando la persona que realiza una medida determinada es alguien del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. En esos momentos, los “ofis” y los “opos” pasan a ser los que estaban anteriormente del otro bando. Fue un gran debate en esos momentos también el tema del traspaso del subte de la jurisdicción nacional a la órbita de la CABA. Y con eso, el tema del aumento del subte. Necesario, pero un poco abrupto aumentarlo de un día para el otro a más del doble.
Los medios también se suman al debate. La Nación suele ser muy macrista, aunque a veces alguno que otro palo tira (aunque no en la misma medida que lo hace con el gobierno nacional).

Pasemos a lo siguiente…
Todos los hemos visto: vendedores o puestos de venta en donde se comercializan estuches o fundas para guardar la consabida tarjetita y tenerla más a mano. Asimismo, lo mismo ocurre con la tarjetita de uso exclusivo del subte, la SubtePass. Para algunos es más cómodo. Otros, preferimos usar un huequito de la billetera/portadocumentos, contribuyendo así a superpoblarla de tarjetitas.

Y con todo esto derivamos en una curiosa noticia que, como decíamos al principio, apareció en La Nación On Line:

Según se cuenta, LN recibió una denuncai donde se habla de “venta de boletos de subte usados”.

Muchachos, ¡lo que se vende es el porta tarjetas! Con el boleto a manera de muestra…

No viene mal un poco de investigación previa antes de publicar cualquier supuesta denuncia…

Verdades a medias

Un buen titular sirve para captar la atención de los lectores hacia un artículo en un medio gráfico, televisivo o de internet.
El problema es cuando los medios se abusan de esta herramienta y terminan contando en los títulos verdades a medias. O sea, lisa y llanamente, una desinformación. Luego, en la nota, se aclaran las cosas, pero de todas maneras, es una práctica sucia.

Para un ejemplo ideal de esta práctica tenemos a un viejo cliente de la sección Nada se pierde, la web Minuto Uno.
Veamos el titular que apareció en la main page de la web hace unos días:

Acá vemos, al lado de la noticia de Drad Mar I, el link a una nota ideal para escandalizar a más de un mojigato y encender la llama de todo amante de los escándalos… “Ex chica DIsney puso su cuerpo para que otros…”. Abajo continúa la bajada, donde dice que fue fotografiada en topless mientras otras personas (una de ellas, otra muchacha, en una supuesta actitud lésbica) tomaban merca de su cuerpo.
Pasemos a la nota, entonces…

Nuevamente vemos la misma foto de antes (con tetas photoshoppeadas y todo), mucho humo, cocaína, chicas con poca ropa, y todo el escándalo…
Y ya en la nota se aclara… ¡Es una escena de una película! “. “Spring breakers” es el título del film que esta chica Selena Gómez está haciendo junto a Vanessa Hudgens (otra descendiente de la factoría Disney) y otra muchacha que no sabemos quién diantres es…

Desinforma, desinforma, que algo quedará…

Rendezvous en el estadio al final de la calle

¿Y qué te parece si te cuento que el sábado pasado fuimos con Mi Esposa a ver a Sir Elton John, que se presentó en la cancha de Vélez?

¿Y que tuvimos la suerte de estar bien adelante del campo “popular”, a metros del vallado que separaba dicho sector del Campo VIP?

Y eso no es nada, el señor salió con un traje de lentejuelas y unos anteojos oscuros de lentes azulados que prácticamente no se los quitó en toda la noche.

Como si fuera poco, lo acompañó un grupo de sesionistas que la tenía más que clara, incluyendo el batero de sus primeros tiempos y un guitarrista de largos cabellos canosos que tocaba las seis cuerdas con gran ductilidad. Sin olvidarnos de las cuatro coristas de amplias voces, que incluye una ex integrante de Sly And The Family Stone.

Y que, aprovechando que es una gira que apunta a ser un show de Grandes Éxitos, el recital abarco, por lo tanto, temas de todas sus épocas. Desde su más reciente producción discográfica, hasta temas bien setentosos, como “Bennie and the jets”.

Además, estuvieron “Candle in the wind” (versión Marilyn Monroe), “Yellow brick road”, “I guess that’s why they call it the blues” y otros tantos temas, durante las dos horas que duró el concierto. Sin olvidarnos de “Don’t let the sun go down on me”, clásico que hace unos años volvieron a grabar a dúo con George Michael.

Lindo recital, con tranquila onda y buenas canciones.

Patearte hasta la muerte

Paseando por viejos posts por el recomendable blog (actualmente en estado de hibernación desde hace un par de años) “Espíritu rock”, me encontré con un divertido jueguito flash. Podríamos denominarlo “Patear al cantante pésimo”.

Hay que apretar la barra espaciadora para que el pseudo punkito al que controlamos empieze a tomar impulso, y luego nuevamente la barra para pegarle al cantante que está en el escenario.
El objetivo, obviamente, es tratar de empujarlo lo más lejos posible.

Vale imaginarse cantantes que uno odia… El de Pier, el Pato Fontanet, el de La 25, Toti Iglesias, etc.

Juego simple, un poco productivity killer, para divertirse un ratito…

¿El link? Acá.