Por suerte nació acá

Hoy se cumple un año de la muerte de uno de los más grandes músicos que hayan pasado por este lugar: el Flaco Spinetta.
Recuerdo bien cómo me enteré de su fallecimiento. Estábamos en el auto, con Mi Mujer, volviendo del centro. A la ida estaba yo escuchando “Gente sexy” en la Rock & Pop, con un interesantísimo reportaje a Daniel Melero. A la vuelta, ya finalizado el programa, veníamos oyendo FM Blue. Y al rato, en el camino, fue cuando lo anunciaron. Ese día muchas radios y canales de TV comenzaron a pasar toneladas de material del Flaco, aún muchas que hasta horas antes lo ignoraban a la hora de hablar de grandes artistas.

También recuerdo cuando me compré (¡en cassette!) aquel CD de fines de los ’80, “Tester de violencia”. Aquel disco tenía “La bengala perdida”, una canción sobre las barras bravas que lamentablemente, no deja de tener vigencia. También contenía “El mono tremendo”, un rock furioso que contenía en su estribillo el coro de un grupo de niños, entre los que estaban los propios hijos de Luis Alberto. Años después, uno de ellos, formaría parte de “una bandita” de rap llamada Illya Kuriaky & The Valderramas.

Y cómo olvidar todas las formaciones por las que pasó el flaco. Almendra, Pescado Rabioso, Spinetta Jade, Los Socios del Desierto. Y una gran cantidad de material solista, obviamente.

“Artaud” se lanzó hace 40 años y sigue siendo una de las obras más importantes de la música popular de nuestro pais. Grandes canciones, como la inoxidable “Cantata de puentes amarillos”, donde apostaba firme a aquello de que ‘nunca voy a decir que todo tiempo pasado fue mejor, mañana es mejor’.

Tampoco vamos a dejar de pasar por alto su preocupación. Desde la mencionada bengala perdida hasta su colaboración con los familiares de la tragedia de Ecos, luchando por mayor seguridad vial. A donde iba, solía llevar la remera de Conduciendo a Conciencia. Incluso cuando a fines de 2011 hizo una carta pública hablando sobre su cáncer, le recordó a la gente con motivo de las fiestas que si iban a beber, no conduzcan.

Su bajo (casi bajísimo perfil) es también digno de destacar. Incluso se las ingenió para mantenerlo en un momento de mayor exposición. Me refiero a cuando estuvo en pareja con Carolina Peleritti, modelo en auge en esos tiempos. Incluso, en cierta ocasión que andaban cerca suyo las revistas del corazón, se colgó un cartel que decía “LES BASURA DAÑA LA SALUD. LEA LIBROS”. Y hablando del romance del Flaco y la exótica modelo, cómo olvidar el video de “Cheques“, donde en un surrealista vagón de subterráneo, la muchacha se paseaba en baby doll.

Tuvo algunos hits, si bien siempre renegó de algunos de ellos. “Muchacha ojos de papel” es el que primero viene a la mente. También, durante los ’90, lanzó el otro tema que logró llegar al mainstream musical: “Seguir viviendo sin tu amor“, bella canción apoyada sobre un lindo riff de guitarra.

Por algún lado tengo un autógrafo, firmado en ocasión de un recital allá por el ’89/’90 en la rotonda de Acassuso. Lo escanearé y publicaré por aquí en otra ocasión.

Y podemos seguir enumerando anécdotas, videoclips surrealistas, discos y canciones, recitales, etc.

Creo que si Spinetta hubiera nacido y desarrollado su carrera musical en Inglaterra o Estados Unidos, hoy probablemente estaría considerado a la altura de otros grandes como Lennon, McCartney, Lou Reed, Jagger… Por suerte, nació acá.

Anuncios

La madre de las invenciones

Otra cosa de la FM KSK (de la que ya hablé en otro post) es que uno puede encontrarse con verdaderas sorpresas musicales, mucho más impensadas aún que PJ Harvey o una sobredosis de british pop…

La semana pasada, de repente, pongo la radio y estaban pasando un tema de Frank Zappa, algo que no ocurre muy seguido. ¡Gloria a la música!

KSK

Gracias a que Mi Novia la escuchaba en el gimnasio, he descubierto una nueva radio en el mundo de las FM porteñas.
Se trata de Radio Kosiuko, o si se prefiere KSK. O, si se prefiere aún más, las mismas siglas en inglés (pronúnciese “key es key”).

A primera vista podría definirse como una especie de hermana rockera de Aspen. Mucho clásico, mucha música en inglés. A diferencia de aquella radio, aquí hay un par de programas, aunque prima la música por sobre las palabras.
Lo bueno es que hay mucha música de los ’90. He escuchado a Red Hot Chilli Peppers, Oasis (hay mucho rock inglés para los interesados), PJ Harvey (¡hace cuánto que no escuchaba a Polly Jean en una radio!), Smashing Pumpkins y otros, junto a cosas más indie o no tan populares.

Lo malo es que pasando unos kilómetros de la Capital, al menos hacia el norte, la radio comienza a entremezclarse y a perderse su frecuencia. Sumado a ello, la falta en su emisión del dispositivo (?) que hace que al escucharla salga en los sintonizadores digitales el slogan de la radio así como el ID del tema que uno está escuchando.

Mas allá de eso, la radio se ha convertido en una buena compañía en aquellas ocasiones en que debo ir y volver motorizado hacia/desde Capital Federal.

Apple Ibook G4 de “FM La Colifata” robada

(Favor difundir)

LA COLIFATA PIDE AYUDA

(CARTA ABIERTA A LA COMUNIDAD)

Me llamo Alfredo Olivera. Soy psicólogo y director del proyecto “La Colifata”.

El objetivo de esta carta es comunicar algo que nos pasó recientemente y que nos tiene apesadumbrados. Tal vez Usted nos pueda ayudar, por ejemplo, dando a conocer nuestra situación. Quizá también alguna persona o empresa se sienta en aptitud de, y con la predisposición necesaria, como para darnos una mano.

Sufrimos el robo de una de nuestras herramientas de trabajo más importantes. Nos robaron una MAC APPLE Ibook G4 (allí teníamos mucha información y, además, nos permitía editar imagen y sonido) Esa maquina la habíamos comprado con mucho esfuerzo, resultado de los aportes de una entidad llamada ASHOKA que ayuda a Emprendedores Sociales (soy uno de ellos). La compra de esa computadora portátil fue una decisión tomada con el afán de crecer y, además, una apuesta al desarrollo y futuro de nuestro proyecto. Tiene un valor de 1600 Euros, o más. El robo fue el sábado en el Borda y sinceramente no sabemos si el autor fue un visitante o un paciente. Lo cierto es que, en un momento en el que nos toca enfrentar problemas serios de financiamiento, quedamos sin una herramienta fundamental para continuar con nuestro trabajo.

La Colifata es un proyecto – pionero en el mundo- que intenta abordar los medios de comunicación con un doble objetivo. Por un lado, como herramienta clínica de recuperación de pacientes diagnosticados de psicosis (los comúnmente llamados “locos”) y por otro, como un instrumento de intervención en relación con la problemática social del “estigma” de la locura (lo cual genera una practica discriminatoria por parte de la población respecto a quien padece enfermedades mentales). Por eso hacemos radio, para eso hacemos televisión, para ayudar a disminuir los prejuicios respecto de la enfermedad mental y como terapia o complemento terapéutico para los pacientes, ayudando a su recuperación y reinserción social.

Anualmente colaboramos en el proceso de externación del 35 % de los pacientes que tratamos. A su vez, evitamos re-internaciones (en los últimos 2 años el índice de pacientes re-internados que reciben atención en Radio La Colifata fue menor al 5%).Todo un logro terapéutico.

La Colifata fue la primera experiencia en el mundo en pensar los medios de comunicación como una herramienta terapéutica y para trabajar las problemáticas de la Salud Mental mediante el uso de la media. Es por eso que permanentemente somos invitados a dar conferencias en Sudamérica y Europa, y a eso se debe también la repercusión mediática en medios de prestigio internacional como son la BBC de Londres, la CNN de EEUU, Agencias como DPA, de Alemania, o la española EFE, la británica Reuters. Entre los diarios de renombre universal, cabe citar –entre otros- a Le Monde, El País, Sunday Times, New York Times, etc.)

El modelo de La Colifata actualmente se está replicando (imitando) en varios países del mundo: En España, Italia, Francia, Uruguay y Chile se han iniciado proyectos inspirados en la experiencia argentina. Aquí ya existen mas de 20 proyectos en marcha que tomaron nuestro modelo.

La Colifata es una ONG. No tenemos apoyo por parte de las autoridades del Hospital, pero si, y mucha, por parte de algunos de los profesionales que trabajan allí. Actualmente no recibimos financiamiento alguno y todos los que trabajamos en el proyecto (me incluyo) lo hacemos ad honorem, lo cual a esta altura me parece simplemente absurdo, teniendo en cuenta los resultados alcanzados, la repercusión obtenida y –especialmente-los desafíos del futuro para una sociedad que demanda los mejores cuidados en materia de salud integral, incluyendo la salud mental.

Nos gusta mucho hacer lo que hacemos, y lo hacemos con placer y alegría en un lugar donde la materia prima es el dolor: el Borda. Es un privilegio para mi hacer lo que hago, porque me gusta, porque es mi pasión y porque es un modo ético y responsable de estar en el mundo.
Sobre todo, me gusta porque le hace bien a un colectivo grande de personas: Tanto a los pacientes como a la comunidad que puede intervenir en relación con el problema. Pero también sucede que nos cuesta… y MUCHO seguir “remándola” a pulmón después de 15 años. Tal vez este robo sea esa gota que colmó. Y como queremos seguir trabajando, y como queremos seguir existiendo, y como todavía queda mucho por hacer, es que deseo transformar la bronca, desilusión e impotencia en otra cosa. Al menos comunicarlo, al menos hacerlo saber y pedir ayuda.

Nos robaron una APPLE Ibook G4 de 60 Giga 14? pulgadas, 512 mb de Ram

(serie o modelo) SD M9628T. número de matricula 4H5081YSRCU.

Tiene información importante de LA COLIFATA .

Si alguien pudiera informarnos acerca de ella estaríamos agradecidos.

Y si alguna persona o empresa pudiera ayudarnos a comprar una igual
seríamos muy felices.

Alfredo Olivera.

Psicólogo Mat. 30.852

Fundador del proyecto “La Colifata”

15-5000-4601

4554 – 4356

alfredo punto-seguido olivera@gmail.com

http://www.lacolifata.org

ABRAZAMOS AGRADECIDOS A TODOS LOS QUE NOS ESTAN ACOMPAÑANDO !!!

NO ES SPAM

12 de octubre

12 de octubre

Otro 12 de octubre. 512 años después de la llegada de Colón al continente americano, en nuestro país se sigue hablando de esa fecha como el Día de la Raza, a pesar de que las Naciones Unidas sugirieron hace ya varias décadas que no se utilice el término “raza”, sugiriendo su reemplazo por el término etnia.
El otro día estaba escuchando a Felipe Pigna hablando acerca del 12 de octubre, en el espacio que suele tener los jueves a la mañana en el programa radial Cuál es, por FM Rock And Pop. Me enteré de la riqueza del lenguaje de los aborígenes que habitaban los territorios a los cuales llegó Colón al “descubrirnos”. Lenguaje bañado con metáforas y giros idiomáticos de poesía simple pero encantadora. Algo que fué puesto en oposición con algunos comentarios del diario de Colón, en donde en cierta parte aparecía en unas pocas páginas la palabra “oro” repetida más de 70 veces.
Si seguimos indagando en la historia, podemos conocer que, a diferencia de los que las láminas de Billiken y Anteojito nos enseñaron, no había representantes de la curia en las embarcaciones que trajeron a Colón a América. Y, según parece, la fecha del arribo habría sido el 13 de octubre, pero lo anotaron en las bitácoras como el 12, posiblemente para ahuyentar la yeta.

Los descendientes de aquellos pueblos originarios del continente, rechazan de pleno la asignación del 12 de octubre y en cambio, prefieren recordar al 11 de octubre como el último día de libertad.
Curiosidades del almanaque mediante, este año quizo que el 11 de octubre cayera en lunes, motivo por el cual el 12 de octubre se conmemoró, justamente, el día 11.

Para cerrar el artículo, un tema acorde con este día, de León Gieco

“Cinco siglos igual”

Soledad sobre ruinas, sangre en el trigo
rojo y amarillo, manantial del veneno
escudo heridas, cinco siglos igual.

Libertad sin galope, banderas rotas
soberbia y mentiras, medallas de oro y plata
contra esperanza, cinco siglos igual.

En esta parte de la tierra la historia se cayo
…como se caen las piedras aun las que tocan el cielo
o estan cerca del sol o estan cerca del sol.

Desamor desencuentro, perdon y olvido
cuerpo con mineral, pueblos trabajadores
infancias pobres, cinco siglos igual.

Lealtad sobre tumbas, piedra sagrada
Dios no alcanzo a llorar, sueño largo del mal
hijos de nadie, cinco siglos igual.

Muerte contra la vida, gloria de un pueblo
desaparecido es comienzo, es final
leyenda perdida, cinco siglos igual.

En esta parte de la tierra la historia se cayo
como se caen las piedras aun las que tocan el cielo
o estan cerca del sol o estan cerca del sol.

Es tinieblas con flores, revoluciones
y aunque muchos no estan, nunca nadie penso
besarte los pies, cinco siglos igual.