Primarias

A pesar de que es muy criticado, estoy de acuerdo con el sistema de elecciones primarias con vistas a las elecciones generales de octubre.
Lo que sí haría falta para perfeccionarlo, es que una vez llegadas las generales, para éstas se implemente un sistema de boleta única.

Anuncios

Ojalá que nadie escuche tu remera

No conforme con habernos bombardeado desde hace meses (aún antes de la campaña electoral oficial) con su mediática presencia en todos lados, el pelirrojo efedrínico sale a la cancha para el 2011, preparando el terreno para su gobernación.

Ahora, yo me pregunto:

– Para la fecha de las elecciones de 2011, ¿no le van a quedar aún dos años en los que debería seguir ocupando el cargo para el cual tanto se postuló en estos últimos tiempos? Evidentemente, la idea propulsada por Macri para su vice prende en todos los escaños del PRO.
– Yo no soy precisamente la persona más experta en matemáticas del universo, ni siquiera de mi distrito. Pero, haciendo cálculos -en base a lo que dice la remera- tomando como base el 10 de diciembre de 2011 me surgen algunas cuestiones. Ya que, a menos que de repente hayan aparecido las remeras de la nada a la hora del cierre de las mesas, las mismas estuvieron circulando durante el periodo de veda electoral.

Va a estar linda la campaña, ¿no?

Mi día de elecciones

El pasado 28 de junio hubo elecciones, por si alguno está leyendo este blog en una isla tropical y no lee los diarios. Para aquellos que no me conocen, soy de San Isidro (Argentina) y colaboro con la Acción Vecinal San Isidro es Distinto, una agrupación política vecinalista, que es la lista del intendente del distrito.

El día de las elecciones me desperté tempranito, a la misma hora que suelo hacerlo en la semana laboral. El día anterior al mediodía había ido al cumpleaños de un amigo, así que estaba motorizado. Salí y fui a buscarlo a mi viejo. Cafecito y partimos. Antes de ir al comité pasamos por nuestro lugar de votación a ver si había poca gente, para ya votar. “El Portal de los Naranjos” se llama el lugar donde solemos depositar nuestro voto. Efectivamente, habían pocas personas. Constatamos las mesas y nos preparamos. Era en dos mesas diferentes, ya que la casualidad quiso que la división sea entre nosotros, por ende yo era el último de una mesa y mi viejo el primero de la siguiente en la numeración.
Eran las 8:15 y aún no habían abierto, ya que algunas boletas de agrupaciones acababan de llegar sobre la hora. Siendo el primero de mi fila, observaba cómo armaban la mesa el presidente y los fiscales, tarea que yo también he realizado. Cuando estaban cerrado, hago notar que faltaba colocar un papelito para tapar bien la ventana de la puerta.

Voté a eso de las 9, y me dirigí al comité de Martínez Este. A los cinco minutos de llegar ya salgo a buscar a un grupo de votantes, se trata de gente anciana que quiere votar y no tiene medio de locomoción, por lo que pide algún auto que la acerque al lugar de sufragio. Paso a buscar a dos, las llevo a sus respectivos lugares y quedaba una más. Una señora extranjera que vivía en Villa Adelina. La señora que estaba a mi lado me decía “Hay que ir hasta la calle Uniqué“.
Hice un rápido repaso de mis conocimientos villaadelinescos y no la ubicaba. Recorrí toda la principal de la ciudad centenaria, llegando hasta la estación y ni noticias. Volviendo, llamo a mi compañera Silvia que vive en Boulogne, y tampoco ubicaba la calle. Paso por la calle Ucrania y le pregunto a la señora si ésta era la calle. Me dice que no, que “Es Uniqué, acá lo tengo anotado. Pará… acá hay como una W“. Y ahí caigo… ¡La calle era Wernicke!
Pasamos a buscar a la tercera señora, la llevo donde votaban los extranjeros y luego llevo a las tres a sus domicilios.

Tarea siguiente, la llevo a votar a mi vieja que estaba algo resfriada. Encima era cerca del río el lugar donde votaba. La dejo en la cola, mientras espero charlo sobre temas varios con alguien conocido de Desarrollo Social, saludo a un par de caras conocidas de la secundaria que salen de sufragar, y asunto terminado.

Terminé volviendo al comité cerca de las 13:30 hs. Por suerte me recibieron con un exquisito plato de lentejas, muy rico, caliente (para un día fresco como ese domingo) y suavecito.

Nuevo viaje. Esta vez a algunos colegios, para llevar boletas para reponer. Esa tarea la hice tres veces, cada uno con un distinto acompañante en el auto. Ya eran casi las seis de la tarde cuando arribé al comité, y ya las mesas estaban cerrando. Gran diferencia con las elecciones de hace dos años, cuando mucha gente terminó sufragando casi a las 20 hs.

Llegué, piqué un par de galletitas y me llevaron a la Escuela 10 de Martínez, para hacer de fiscal general. Localizo a Sonia, fiscal a quien conozco de cuando yo trabajaba en Educación y le doy una mano. Quilombete general cuando vimos que faltaban dos sobres. Conteo minucioso por parte del presidente y el suplente, seguían faltando, así que se terminó aclarando en la hojita de los fiscales y en la de la urna.
Clásicas discusiones ocurrían mientras se contaban los votos. Algunas chanzas entre partidos también, pero eran jodas con buena onda. El flaco del PJ era copado, hay que reconocerlo. Los del PRO eran más secotes.
Curiosamente, en nuestra mesa ganó el que es el opositor a nivel local, seguramente arrastrando votos de la famosa “lista sábana”, ya que acompañaba al PRO.

Siendo fiscal general, me tocó quedarme hasta que se terminara el escrutinio de todas las mesas. Mientras charlaba con Miguel, profesor de la Escuela 703 que funciona allí a la noche, en donde yo daba Informática Educativa (sí, fue una jornada de muchos reencuentros).

Nos terminamos yendo a las 22:15 mas o menos. De ahí, con otra fiscal general y el fiscal encargado llevamos las carpetas con conteos al comité central, a cinco cuadras de mi casa. Ya estaba lloviendo hace rato en San Isidro.

Llego y enseguida subo a la parte de cómputos, donde revisábamos las copias que todos los fiscales mandaron. Mi viejo se fue temprano, y quedé con Jesús (del Concejo) que él me alcanzaba a casa.

Estuvimos largo rato contando, revisando y corrigiendo y después sólo restó esperar. La impaciencia era más fuerte que el sueño que nos acosaba a todos los que estuvimos trabajando desde temprano.

Ya eran las dos y media de la mañana cuando el Intendente sale y nos habla a todos, comentándonos de las tendencias y agradeciéndonos a todos.
Obviamente, al día siguiente, llegué un rato más tarde a la oficina…

Fue una jornada interesante, más allá de los diferentes resultados locales y nacionales.
Como reflexión general, hay que tener en cuenta que este resultado fue un llamado de atención al gobierno nacional, si bien no me gusta el “derechaje” al cual pareciera dirigirse la política nacional venidera.
De Narváez, el nuevo invento de los medios, sacó bastantes votos.
Igualmente, hay esperanza. En Capital, el partido de Pino sacó más votos de los que ellos esperaban. Es una pena que no hayan presentado candidatos en provincia, pero como me aclaraba Mordi hace un par de posteos, el abrupto adelantamiento de las elecciones impidió que llegaran a tiempo de preparar, armar y presentar candidatos en muchos distritos. La movida de cambiar a junio la fecha del sufragio, al final terminó jugándole en contra al gobierno.
Sólo queda esperar que esta oposición sea una oposición moderada. Que no sea la famosa oposición “contra Calabró”, que reprueba cualquier proyecto que venga de la banca oficialista, por más bueno que sea éste. La oposición debe denunciar lo que está mal, y apoyar lo que está bien. Pero, viniendo de gente como el colo y Mauri, dudo que esto pueda realizarse de dicha forma.

Veremos qué ocurre en estos dos años venideros…

Superlógico

Y sí… hoy en el trabajo, el 97% de las conversaciones estuvo relacionado con las elecciones de ayer: los resultados, el derechaje que se viene, anécdotas con los fiscales, las de quienes recorrimos centros de votación, recuentos, etc.

Elecciones raras éstas que pasaron. Cambiarán muchas cosas, pero al menos recordemos que podemos expresarnos, más allá de las simpatías o antipatías que podamos sentir por los candidatos.

Elecciones 2009

¿Alguien vio la publicidad de la lista de Patti en la que un candidato habla sobre seguridad diciendo “La mejor defensa, es un buen ataque” a la vez que hace como que pega una piña? Como que da un poquito de miedo…

Las propagandas de De Narváez son cómicas, por decirlo de una manera. Por una parte sale diciendo “si me vota voy a hacer ésto, lo otro”. Pero… el colorado efedrínico se postula para el mismo puesto que ocupa actualmente. ¿No hizo nada de lo que propone? Por otra parte, está la publicidad heroica de los “ciudadanos” gritando loas para que no salgan siempre los mismos. Interesante viniendo de una lista que tiene en su puesto 2 a Solá, quien gobernó la provincia. Por último, en esta publicidad en la que se postula por la provincia de Buenos Aires, ¿me parece a mí o hay partes que transcurren en los edificios de Lugano?

Está la propaganda de la lista de Kirchner y Scioli, con testimonios de “ciudadanos” agradecidos. La línea de “muchos van a decir que me pagaron por estar acá” lo único que logra es, justamente, que la gente piense eso. Mala elección.

Pino, Pino… ¿Dale que en la próxima te copás y te presentás en la provincia de Buenos Aires?

Estas y otras dudas son las que surgen al borde de las elecciones.
Lo importante, más allá de todas estas cuestiones, es el tema de que se vuelva a votar. Pensemos y votemos con la cabeza, no con el bolsillo. Agradezcamos que tenemos la chance de poder expresarnos, por sobre todas las cosas. Si le esquivamos el bulto, poco derecho tenemos de quejarnos cuando las cosas no marchan sobre su curso.

Por mi parte, al igual que en elecciones anteriores, estaré colaborando en San Isidro con la lista vecinal que conforma nuestro intendente. Nuevas anécdotas surgirán, como suele suceder, tanto en ocasiones en que fui fiscal o como en las últimas ocasiones, en que estuve en el comité y llevando gente a votar.
Creo que es positivo colaborar, más allá de simpatías y militancias, de diferencias de ideologías entre una lista y la otra.

No olvidemos que la democracia no es sólo ir cada dos años a poner un papelito en la urna. La verdadera democracia es más que eso.

No lo olvidemos.

Elecciones aporteñadas

Elecciones en Buenos Aires. Siguiendo la línea que indicaban las encuestras previas, el empresario Macri salió favorecido, aunque con un porcentaje mayor al que se sospechaba. Aún no está nada cantado, falta el ballotage. Si gana, que no olvide que el Gobierno de la Ciudad no lo debe manejar como sus empresas y no olvidar que a las niñas de la villa no sólo hay que acercárseles para dar inicio a campañas. Y atenti que volverían Manliba y otras cosas tan bonitas que tan bellos recuerdos nos traen. Aunque bueno, ahora seguro que es probable que el transito gire en torno al meridiano correspondiente al plano ciudadano incluido como indicador de una guía básica común (que levante la mano el que entendió que quiso decir ese afiche).
Por otra parte, el vicejefe de gobierno Telerman, luego de varias fotos en las que no aparecía junto a Carrió, recién se dejó fotografiar en los últimos tiempos junto a ella. Aunque de poco le sirvió para obtener legalmente el puesto que ahora ocupa en la teoría.
Filmus, por su parte, fue el candidato del kircherismo, con todo lo bueno y lo malo que ello implica. Curioso es que la lista mas oficial no haya sido la más votada, ni siquiera entre sus votantes. El segundo puesto lo ocupó la lista encabezada por Aníbal Ibarra.

Bien por él.
No me alegro por Macri, no es una persona que cuente con mi aprecio.
Pero me alegro por Ibarra. Gran reconocimiento de los habitantes de la ciudad.

Y que todos los que siguen prendiendo bengalas y negando que la bengala/candela no tuvo nada que no me rompan las pelotas.
Si viviese en Capital lo hubiera votado creo… No sé si incluyendo a Filmus o cortando boletas, pero a él lo metía en la boleta.

24 de marzo

Son pocos los recuerdos que tengo de los años mas nefastos de nuestra historia. Cuando aconteció el golpe de estado al mando de Videla & cia., yo tenía poco menos de un año y medio y aún no había cumplido los cuatro cuando el mundial de fútbol del 78 nos hizo creer que en el país estaba todo bien y todos festejábamos ¿qué festejábamos?

Los recuerdos más vivaces datan ya de la década del 80, cuando todos en segundo grado cantábamos que el que no salta es un inglés, y las revistas nos mentían diciéndonos que estábamos ganando. Si, ganando, justamente a ellos, una potencia que participó en varios conflictos bélicos y que para colmo contaba con la ayudita de la primera potencia mundial.

Sí recuerdo haberlo visto a Bignone, en cadena nacional, anunciando la convocatoria a elecciones. Ese día, algo empezó a cambiar. De a poco, el país dejó de tener miedo hasta de respirar.

El 30 de octubre de 1983, fuimos todos en familia a votar. O sea, mis viejos, ya que mi hermana y yo éramos muy chicos, pero creo que llevábamos la misma alegría. Estábamos vacacionando en Santa Teresita aquella mañana de diciembre de 1983, cuando nos fuimos al bar de la esquina del departamento a ver la asunción de Alfonsín.

El resto de la historia ya es más cercana y tuvo vaivenes: puntos finales, indultos, obediencia debida por un lado. Por la mitad llena del vaso, tenemos juicios a las juntas, a las agrupaciones que luchan para que no se olvide, a quienes buscan a sus nietos, los escraches, las piñas a Astiz.

Mientras, recordando para no olvidar, digamos NUNCA MÁS.

– Nunca más a los secuestros, a las torturas, a los asesinatos, a los Falcon verde acechando con la noche como cómplice
– Nunca más a los indultos, a las obeciencias debidas, a los puntos finales.
– Nunca más a campañas pergeñadas junto a los medios de comunicación cómplices, que sólo reflejaban la realidad que el poder nos quería mostrar.
– Nunca más un gobierno impuesto por la fuerza, gracias al poder de unos pocos, imponiéndose sobre los muchos.
– Nunca más exilios internos o externos por cuestiones políticas.
– Nunca más películas y libros prohibidos.
– Nunca más listas negras.
– Nunca más “angelitos rubios” acercándose falsamente a quienes buscaban a sus familiares.
– Nunca más una junta militar jugando a ser dioses, decidiendo quién vive y quién no.
– Nunca más, nunca más, nunca más.

Links contra el olvido

Madres de Plaza de Mayo
Madres de Plaza de Mayo – línea fundadora
Agrupación HIJOS
Abuelas de Plaza de Mayo
Centro de Estudios Legales y Sociales