Garbage en el Pepsi Music

Es lindo poder ver en vivo a una de las bandas favoritas de uno. Especialmente cuando uno las está esperando desde hace 17 años.
Y más aún cuando se dan todas las casualidades para que el cierre sea magnífico, como la cancelación del show de Kasabian.

El recital empezó con el escenario semi a oscuras, mientras unos sonidos electrónicos distosionados inundaban el ambiente. Se trataba del tema que aparece antes de cada show de su gira, “Time will destroy everything”, canción que quedó fuera del disco. Mientras, sobre el cierre, los músicos iban saliendo: Butch Vig en batería, Duke Erikson y Steve Marker en guitarras y teclados, el bajista invitado Eric Avery (ex Jane’s Addiction) y Shirley Manson en la voz.

Luego de la intro arremetieron con el primer tema, “Supervixen“, el mismo que abría su disco debut. Como queriendo hacer un recorrido cronológico, le sucedieron, respectivamente, un tema del segundo disco, uno del tercero y uno del cuarto: “I think I’m paranoid“, “Shut your mouth” y “Why do you love me“.

En un momento del recital agradeció al público y dijo, al escuchar el clásico “Olé olé olé, Garbage-Garbage” que eso era lo que estaba esperando al llegar allí. Acto seguido, contó una anécdota de su escuela relacionada con la música, y cantó una parte de “Don’t cry for me Argentina“.

Stupid girl” sonó en una versión con guitarras muy distorsionadas y una base muy electrónica. Mientras, el público cantaba coreando el pegadizo riff de la canción.

Hubo una dedicatoria para Barbie, de Utopians, a quien Shirley Manson describió como una mujer con “cerebro e integridad”. A ella le dedicaron “The one“.

Tampoco faltó espacio para el relax, como en temas tales como “The trick is to keep breathing” y “#1 crush“. Y así iban pasando por diferentes climas, algo muy común en la banda. De la base electrónica de “Hammering in my head” pasaban a las guitarras filosas de “Vow” o el pop de “Cherry lips (Go baby go)“.
Obviamente, estuvo la presentación de rigor de la banda, donde, luego de Shirley, Butch Vig fue el más aplaudido. Y es que el baterista fue productor de varios discos importantes durante la década del ’90, como “Nevermind” de Nirvana o “Siamese dreams” de Smashing Pumpkins; o más recientemente, el último de Foo Fighters.
Only happy when it rains” fue el cierre de la parte central del show.

Obviamente, faltaban un par de bises. Primero fue el turno del tema que abre “Not your kind of people“, el disco que los devolvió a las bateas luego de siete años de silencio: “Automatic sytematic habit“.
Y el cierre no podría haber sido mejor… en lugar de recurrir al clásico hit de siempre, eligieron un tema no es hit, aunque es bastante conocido. La balada “You look so fine” fue el tema elegido, dándole un aura mágico al recital. No podrían haber cerrado mejor…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s