Cuestión de tamaño

Cuando uno ordena, acomoda y/o cataloga cosas, surgen descubrimientos interesantes.
Alguna vez se habló en este espacio acerca de los tamaños casuales y no tanto de algunos elementos. La teoría que afirma que originalmente los CDs tenían un máximo de 74 min. porque era la duración de una sinfonía de Beethoven, o el agujerito del medio de los mismos, que era el tamaño promedio de un dedo índice.

A esta suma de curiosidades diametrales se le agrega otra.
Supongamos que usted tiene muchos CDs, o muchos DVDs y que los quiere tener a mano para ver la peli deseada en el momento oportuno, para prestar a amigos, u ofrecer servicios de backups, por ejemplo (guiño-guiño).
La idea de la torre de discos no siempre es la más conveniente, especialmente si uno los almacena en simples sobrecitos en lugar de las cajas de cartón. Los que están más abajo sufren el peso de los de arriba, y de ahi vienen los rayones, las molestias y que la peli se ve para el tujes. O que estamos llegando al final a punto de saber que el protagonista está muerto desde hace una hora y media, que el alimento de moda está hecho con gente, que todos los que están atrapados en la ruta son diferentes personalidades de un loco que está en un asilo, que están en la era moderna, que los extraterrestres son tan estúpidos que siendo alérgicos al agua se les ocurrió invadir un planeta que tiene agua en sus tres cuartas partes, o que la última palabra que dijo el multimillonario antes de morir era el nombre de su juguete preferido cuando era niño…
En suma, pueden haber miles de causas para almacenar disquitos plateados y tenerlos a mano.
¿Cómo almacenarlos, pues?

La solución es simple. Tómese una caja de vino. Acomode las botellas en una bodeguita, de paso es más vistoso y uno puede saber en cualquier momento qué beber.
Deje un lado abierto, de los lados más grandes. Use el “separador” de vinos doblado de tal forma que la caja quede separada en dos, siguiendo una línea imaginaria que la recorra de arriba hacia abajo, siendo el eje vertical el lado más largo. Aplástese bien el centro de dicha línea divisoria.
Finalmente, en cada una de estas partes, vaya poniendo los DVDs o CDs en esos sobrecitos de papel, los de plástico o las mini cajitas. Dependiendo del tamaño del envoltorio, pueden entrar hasta casi 115 discos por lado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s