Para ver en el cine…

Dos películas de reciente estreno en las carteleras locales, ambas muy diferentes y ambas muy recomendables.

¿Qué pasó anoche?. Este film, denominado The hangover (“La resaca”) en inglés, narra la historia de cuatro hombres. Uno de ellos se va a casar y se va a Las Vegas en el Mercedes que le prestó su suegro, acompañado de sus dos mejores amigos y de su futuro cuñado. La idea es divertirse, beber algo y volver a tiempo para la boda.
Pero, como siempre sucede en el universo fílmico, algo sale mal. La mañana siguiente comienza con los tres futuros padrinos de boda que llevan a bordo una resaca cruel, y el futuro marido que no aparece por ningún sitio. Para complicar las cosas, la habitación está totalmente destrozada, hay un gallo rondando el cuarto, un tigre en el baño y hay un bebé de seis meses también. Obviamente, no recuerdan NADA de la noche anterior, y deberán ir juntando pistas para poder llegar al momento en que el amigo se perdió.
Miles de gags y unos personajes secundarios geniales son la base de este divertido film. Pero el que para mí se convirtió en revelación fue Zack Galifianakis. Yo me enteré no hace mucho de sus dotes de comediante. Lo había conocido principalmente por su papel del jefe y amigo del personaje de Eliza Dushku en Tru calling y hace poco ví un par de videos en donde hace stand-up.
Calificación: 9 borracheras.

El secreto de sus ojos. Nueva película de Campanella. En este film rompe con las estructuras de sus anteriores producciones para meternos de lleno en una historia profunda con oscuros ribetes. La trama se centra en un perito que trabajaba en un estudio, y que ahora está por jubilarse para dedicarse a escribir. Está terminando una novela, la cual está basada en un caso que le tocó vivir, sobre una investigación centrada en la violación y asesinato de una joven y sobre cómo se comprometió con el caso. En este film Campanella maneja muy bien los ritmos y le imprime calidad a un film que recorre varias temáticas: los ’70; la cercanía al poder; corrupción; pena de muerte; crimen y castigo; etc.
También hay que destacar el nivel de actuaciones. No sólo el de Darín (tal vez uno de los mejores de su generación), sino también a Soledad Villamil, Pablo Rago e incluso a José Luis Gioia. Gran revelación resultó ser Guillermo Francella. Si bien su personaje funciona bastante como “alivio cómico” de la película, está a años luz de sus clásicos papeles televisivos, tanto en lo actoral como en su apariencia física (quién se iba a imaginar que lo convencerían para sacarse el bigote).
Calificación: 10 expedientes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s