Cafeta en La Trastienda!

Las visitas de Cafe Tacuba ya se han convertido en un clásico, y cada una de ellas se convierte en una fiesta para sus seguidores. Luego de la presentación en el festival Pepsi Music, hicieron dos funciones en La Trastienda. Un Montón De Huesos estuvo allí el lunes, para comentar lo que sucedió.


El lugar estaba lleno, con gran parte del reducto de San Telmo ocupado por mesas. Nosotros estábamos en una mesa adelante, al costado izquierdo. Una buena ubicación para un buen show, y una posición ideal para matizar el recital con un buen tinto.

Poco después de las 21 hs. (hora anunciada para el inicio del reci) salió la banda en plano, con un tema del disco que está por salir. Es de destacar que hubo varias variantes con respecto a la lista del sábado. Por ejemplo, el “tema nuevo de inicio” fue diferente en ambas ocasiones.
Al ratito de comenzar, Albarrán (voz de la banda) dijo algo así como que es una huevonada lo de las mesas, pero si quieren pueden pararse y bailar
Dicho y hecho, el público comenzó a danzar y saltar al lado de las mesas primero, para luego estar todos festejando del ritual tacubo al lado del escenario.

A diferencia de muchas bandas, que suelen centrarse únicamente en los discos más recientes y prácticamente ignoran el material viejo, Cafe Tacuba hizo un amplio recorrido por sus más de 15 años de carrera. De esa manera circularon “La ingrata”, “Cero y uno” y más adelantos del nuevo disco, que por lo visto promete estar muy interesante.

Los cuatro integrantes de la banda más el baterista invitado logran el curioso hecho de combinar mucha fuerza en el escenario con un sonido muy ajustado. Apenas algún par de pifies o entradas tardías apenas perceptibles, y nada más. El resto, puro show y carisma de una banda que sabe meterse al público en el bolsillo sin caer en demagogias baratas.

Cerca del final, salieron más clásicos, como “El baile y el salón” y la típica coreografía de “Déjate caer”, la tranquilidad de “María” y la energía y pogo de temas como “El fin de la infancia” o “Pinche Juan”.

Es de esperar que estas visitas se repitan. Y ahora que dentro de poco van a tener un disco en las bateas, que también se peguen una vuelta para presentarlo.

 

Anuncios