Dale bohemio

Del Clarín de hoy, domingo 27.

Atlanta no es un club más. Fue un ejemplo de sacrificio durante más de un siglo. Pero, fundamentalmente, fue y sigue siendo un ícono en el barrio de Villa Crespo. Más allá del fútbol, donde las tristezas y las alegrías resultaron moneda corriente, el club sobrevivió a muchas crisis casi terminales. Porque muchos socios e hinchas se juramentaron defender con alma y vida a un club, a un símbolo… Porque pese a tener que luchar con poderosos intereses siguen ganando la batalla para que Atlanta viva, crezca y siga estando en esos valiosos terrenos del barrio.

Yo no soy de Villa Crespo, pero soy de Atlanta. Y recuerdo haber paseado por las instalaciones del club cuando era chico, algún día antes de un partido bohemio de local…

La nota completa, aquí.

[Escuchando: Via Varela – ” No es que lloró “]
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s