¿Dónde está la felicidad?

La frase era repetida como un mantra, constantemente y sin pausa, mientras la banda se dedicaba a finalizar ese oscuro tema llamado “Doctor Li”. Y es que Cienfuegos es una banda que entre medio de sus distorsiones y gritos, deja surgir un mar de cuestiones existencialistas en sus líricas. “¿Querés saber lo que es estar muerto”, “La vida dura sólo un segundo” o “La importancia del hombre” son nombres de temas que sirven de ejemplo para ello.

La banda se presentó el pasado domingo 26 de noviembre en La Trastienda, cerrando el ciclo “Late Buenos Aires”, dedicado a presentar diversas bandas independientes. Luego de las bandas soportes, salió la agrupación conformada por Sergio Rotman (voz), Martín Aloé (bajo y voz), Diego Aloé (guitarra), Hernán Bazano (guitarra y voz) y Fernando Ricciardi (batería). Como queriendo afirmar su posición más orillera de lo que atañe a cuestiones de lo que debe ser una banda, el recital comenzó con un recitado. Rotman salió con un libro de Artaud, del cual seleccionó unos párrafos para leer al público, luego de lo cual la banda ejecutó el instrumental “Krishna roll”. El paso siguiente, fue uno de los mejores temas de Cienfuegos, “La eternidad”, que fue interrumpida por un problema de la guitarra de Bazano, y luego vuelta a ejecutar.

El recital recorrió gran parte de su discografía, y además sirvió para presentar algunos temas que formarán parte de su próxima producción discográfica, con la cual romperán un silencio discográfico de ¡siete años!. “Contra Dios”, “Más de lo mismo” e “Inyección de amor” son los nombres de dichas nuevas canciones.
El resto del show pasó por varios temas muy cantados y saltados por los asistentes, como “Un millón de nada”, con bromas para los ‘no incondicionales del fondo’; “Hacia el cosmos/hacia el infierno”, para que no olvidemos que “ninguno de nosotros tiene algo que sea especial”; “Llega el dolor”; y hasta temas en donde Rotman deja el papel principal frente al micrófono a sus compañeros de banda, como en “La colina” o “Dejá que te diga”.

¿Covers? Algunos clásicos para la banda, como “Moonage daydream” de David Bowie, o “Love will tear us apart” de Joy Divission. Para el cierre del recital se reservaron otra canción de JD: “Transmission” fue el tema elegido para la ocasión.

La banda, la cual más de una vez se autoimpuso el mote de “la banda que no existe” debido a sus esporádicas presentaciones, está tocando seguido, a pesar de sus siete años sin registrar nueva placa de estudios, ya que Veinticincodosmilcuatro, lanzada el año pasado, es el registro de un show en vivo en Niceto (adivinen en qué fecha). Los nuevos temas están siendo lanzados con cuentagotas, aunque ya anunciaron que en un próximo show en Niceto, en el mes de diciembre, presentarán varios de dichas canciones. Así que por un lado, tuvimos temas nuevos, y por el otro, el hecho de que este show en La Trastienda no fue el último show de la banda (a esta altura, ya casi un chiste interno entre la banda y sus seguidores).

¿Y después?
Después… solo cenizas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s